También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Parto en una cafetería

Un policía jubilado «comadrón» de una joven de 17 años

Un Policía Nacional en situación de jubilado, atiende sin dudar a una joven con indicios claros de parto, salvando la vida del recién nacido. El Policía Nacional, se encontraba desayunando junto a su hijo en una cafetería de Jaén. Todo trascurría con normalidad, cuando una pareja solicitó la ayuda de los que allí se encontraban. El policía, sin dudarlo un solo instante auxilió a la mujer que en ese momento, comenzaba a dar a “luz”. A pesar de su situación administrativa, no dudó en atender a la madre y tomar entre sus brazos al recién nacido al que salvó la vida, después de realizar los ejercicios de atención en un parto aprendidos veinte años antes en la Escuela de Policía.

Trascurrían las primeras horas del día. Un padre, Policía Nacional jubilado junto a su hijo, desayunaban tranquilamente en una cafería de Jaén. Una joven pareja, solicita el auxilio de los que allí se encontraban. El padre del recién nacido, nervioso, pedía ayuda; su pareja estaba dando a “luz” en ese momento. El Policía Nacional inmediatamente puso en práctica los conocimientos asimilados hace más de veinte años en la Escuela de Policía. En un primer momento realiza una llamada a los servicios sanitarios, sin embargo se da cuenta de que el alumbramiento es inminente. Tranquiliza a la mujer; una adolescente de tan solo diecisiete años, la tumba en el suelo, la tranquiliza e inicia los ejercicios propios de un parto.   Un nacimiento con graves problemas   En un primer momento, el Policía Nacional jubilado, observa como el parto se complica; el bebé venía al mundo de “nalgas”. Pide ayuda a “Lucky”, el payaso que siempre solicita en un semáforo una sonrisa; éste le ayuda con una toalla. Lejos de abandonar su labor, consigue que el parto transcurra con normalidad. Al tomarlo en sus brazos, cree que ha nacido sin vida, sin embargo, le realiza maniobras RCP hasta que logra su reanimación. El Policía Nacional se desata el cordón de su zapato para proceder a seccionar el cordón umbilical del recién nacido, pero los servicios médicos llegan al lugar.

Lo más visto