También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Intervenir para restaurar la convivencia

  • cope.es
  • cope.es

El pasado domingo un grupo islamista vinculado al Frente al Nusra saqueó el convento franciscano de Qunayeh, una localidad siria cercana a la frontera con Turquía, y secuestró a una veintena de cristianos, chicos y chicas jóvenes, junto al párroco, el padre franciscano Hanna Jallouf.Hace más de ciento veinticinco años que los franciscanos están presentes en Qunayeh. Allí la presencia de cristianos era habitual, como lo era en el vecino Irak. Y no se trataba de una presencia testimonial, pese a ser minoría, sino de una presencia activa tanto religiosa, como social y culturalmente. Toda esa riqueza, que ha generado enormes beneficios para Siria e Iraq, está siendo destruida y masacrada por grupos de terroristas extranjeros a quienes no importa ni la vida de los sirios e iraquíes, ni su historia, ni los frutos de una convivencia secular.La barbarie de la que son capaces los terroristas hace presagiar lo peor. Se debe intentar liberar a los secuestrados, conscientes de lo difícil de esta empresa. Y se deben hacer otras cosas que van más allá de la intervención militar. El Obispo de Alepo, Monseñor Khazen, acaba de recordar algunas de ellas: dejar de armar a los rebeldes, dejar de comprar petróleo a los turcos, que a su vez lo compran al Estado Islámico y forzar la ruptura de relaciones diplomáticas con quienes apoyan a los terroristas. La gravedad del asunto requiere una intervención directa, pero no menos una estrategia a medio plazo que siente las bases para regresar al modelo de convivencia que sirios e iraquíes habían forjado.

Lo más visto