También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
En el 1.700 aniversario del Edicto de Milán

Encuentro entre el arzobispo de Milán, Angelo Scola y el Patriarca de Constantinopla, Bartolomé I

En el contexto del 1.700 aniversario del Edicto de Milán se ha producido un interesante debate sobre la libertad religiosa que con las reflexiones del Cardenal y arzobispo de Milán y el Patriarca Ecuménico de Constantinopla, Bartolomé I. El Papa Francisco, además, ha enviado un telegrama dirigido al cardenal Scola, arzobispo de Milán en el que destaca que "tenemos que mantener el derecho a la expresión pública de la propia fe y que esto sea acogido sin prejucios".    
Encuentro entre el arzobispo de Milán, Angelo Scola y el...
Encuentro entre el arzobispo de Milán, Angelo Scola y el Patriarca de Constantinopla, Bartolomé I

El Cardenal Scola y el Patriarca ortodoxo de Constantinopla, Bartolomé I, se han reunido para profundizar en la importancia del Edicto de Milán que se firmó hace 1.700 años. Un encuentro ecuménico del que ambos subrayan la plena vigencia de este Edicto de Milán, con telegrama incluido del Papa Francisco en el que subraya que hoy como entonces, el testimonio común de los cristianos de Oriente y Occidente, sostenidos por el Espíritu del Resucitado, contribuye a la difusión del mensaje de la salvación en Europa y en todo el mundo y, gracias a la previsión las autoridades civiles, se respeta en todas partes el derecho a la expresión pública de su fe y ser bienvenidos y sin perjuicio de la contribución que el cristianismo sigue ofreciendo a la cultura y la sociedad de nuestro tiempo." El Patriarca ortodoxo se ha mostrado conmovido por el encuentro que mantuvo con el Papa Francisco en la Misa de inicio del pontificado, y le ha invitado a Estambul para celebrar San Andrés el próximo 30 de noviembre. El Cardenal Scola, por su parte, en la presentación de los actos de la conmemoración del Edicto, ha explicado que Europa  está viviendo una transición, los europeos (creyentes y no creyentes) nos vemos en la necesidad de repensar nuestra propia fisonomía, que en cualquier caso va a estar marcada por la inter-religiosidad y la inter-culturalidad. Y ha precisado que todos los sujetos sociales tendrán que aprender a vivir en un contexto nuevo. Scola ha denunciado el fundamentalismo y ha señalado que es preciso trabajar para que crezca la apertura a las diversas expresiones religiosas, por ejemplo eliminando leyes como la de la Blasfemia. "Aprender a vivir en una sociedad plural, a través de una narración recíproca de la propia experiencia de cada uno, en un ámbito de libertad y mutuo respeto" es el deseo del cardenal, "aprender a vivir valorando el bien práctico que supone estar juntos".

Lo más visto