También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
LÍNEA EDITORIAL

Dios nunca nos abandona

El Papa Francisco ha visitado este domingo Cagliari, la capital de la Isla de Cerdeña, lugar que mantiene estrechos lazos históricos con su Buenos Aires natal. Con un programa muy apretado, ha habido tiempo para el encuentro con los trabajadores, en un territorio fuertemente golpeado por el paro. El Papa les ha hablado al corazón, como padre, como Pastor, mostrando su cercanía a todos  y denunciando las situaciones de injusticia que sufren y la idolatría del dios-dinero. A los pobres y presos, con los que se encontró después en la Catedral, les recordó que es Cristo nuestra alegría, nuestra esperanza, nuestro camino seguro en la senda de la humildad, la solidaridad y el servicio. Lo mismo en lo que insistió ante los jóvenes, que es el Señor el que cambia la perspectiva de nuestra vida, para invitarles después a que sean valientes y den testimonio alegre del Evangelio en medio de otros jóvenes. Por último, a los representantes del mundo de la cultura, les ha pedido que hagan de la universidad un lugar de discernimiento, de diálogos y de formación en la solidaridad. Una visita intensa para confirmar a un pueblo en la fe; un pueblo con el que el Papa ha compartido gozos y esperanzas, fatigas y compromisos, y a los que les ha dejado, a los pies de la Virgen, el mensaje universal de que Dios nunca nos abandona y que, si nos abandonamos nosotros en sus brazos, es precisamente cuando todo es posible.  

Lo más visto