También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Denucia de intento de amaño

Desvelan graves irregularidades en la Federación Valenciana de Boxeo

Cientos de deportistas valencianos pueden quedarse sin participar en las competiciones autonómicas ni acudir al Campeonato de España Amateur, el mayor escaparate nacional de este deporte olímpico. El motivo, es un conflicto legal que amenaza con noquear al boxeo regional si los organismos competentes de la Conselleria de Educación, Cultura y Deporte no intervienen con urgencia.

El último asalto del combate interno que se libra en el seno de la Federación Valenciana de Boxeo, ha sido el intento de su presidente, Leopoldo Bonías, de desacreditar con un comunicado a a un grupo de asambleístas del organismo por haber osado a plantearle una moción de censura con visos de prosperar. El presidente no ha dudado en usar a su favor recursos de la Federación, incluso mintiendo en entrevistas realizadas a petición propia en webs que paradójicamente están patrocinados por la propia Conselleria que ahora interviene con urgencia ante sus desmanes. Un cinismo sin límites con el fin de imponer su criterio, aunque "no ha podido evitar que el 'pucherazo' salga a la luz", aseguran la docena de asambleístas cuya moción abortó Bonías dos horas antes de votarse. Se hizo ampliando " de manera fraudulenta" la Asamblea General de 22 a 33 miembros, a través de una polémica resolución de la Junta Electoral Federativa.

 

La indefensión de los afectados cuando mostraron su rechazo a que el presidente modificara los resultados electorales, les obligó a votar en contra del proyecto deportivo propuesto para 2016, que incluye la participación de los deportistas valencianos en las competiciones regional y nacional, "porque no podía proponerlo una nueva asamblea ilegítima sino la de 22 asambleístas electos".

 

Señalados como díscolos- los miembros que rechazaron secundar las infracciones de la presidencia- acordaron no votar ninguna iniciativa en tanto que no se resuelva lo que califican de “cacicada” y ahora el Tribunal de l'Esport y la Consellería que dirige Vicent Marzà les han dado la razón. La máxima autoridad en la aplicación de la potestad disciplinaria ha resuelto a favor, y "es un hecho que conselleria tomará cartas en el asunto tras descubrir el tamaño del cortijo montado por Bonías y sus secuaces" auguran desde el histórico Club La Unión de Castellón, un vívero nacional de grandes púgiles que no ha dudado en denunciar todas las infracciones, pese a sufrir por ello el más duro ostracismo y "represalias de todo tipo desde 2014".

 

La complejidad del caso amenaza con paralizar e incluso anular los resultados boxísticos de 2015 y 2016, con el irreparable perjuicio que causaría a los deportistas, algo que no descartan los clubes ya que la única salida que se atisba es la celebración de nuevas elecciones con la estricta supervisión de la conselleria de Educación, Cultura y Deporte.

 

Entre los documentos y pruebas que obran en poder de la administración, se incluyen los que tratan de demostrar adulteración de resultados pugilísticos, la creación ilícita de comités, la connivencia de clubes y miembros de la asamblea al transigir con estos turbios asuntos y lo más grave de todo: el intento de arruinar la carrera deportiva de un joven boxeador de Castellón.

Lo más visto