También en directo
Ahora en vídeo
A cargo del padre Obilo Cougil

La CEU-UCH de Castellón acoge una charla sobre la salud y la sanidad preventiva en África

El ciclo de conferencias “Educar para la Salud” de la Universidad CEU Cardenal Herrera de Castellón ha abordado la salud y la sanidad preventiva en África de la mano del padre Odilo Cougil, miembro de la comunidad de Benicássim de los Misioneros de África, conocidos también como los ‘padres blancos’. 

De 

  El religioso, con 32 años de vida misionera en África y 10 en Brasil, ha introducido la charla con un retrato de la evolución de la medicina en el África tradicional: desde las primeras prácticas médicas que llevan a cabo los nganga con  plantas y raíces; pasando por las primeras misiones enfermeras a finales del XIX en que empezaron a introducirse medicinas de laboratorio sin abandonar las plantas tradicionales y la esencia de la curación en el sistema vital tradicional; hasta la construcción de grandes hospitales, ya desde los últimos años de la colonización.    Odilo Cougil ha explicado a los asistentes las premisas necesarias para entrar en el conocimiento de la persona africana: “escuchar para conocer, conocer para participar y participar para ser un miembro vital dentro del sistema en que uno se encuentra”.    A partir de su dilatada experiencia, el ponente ha relatado a los alumnos cómo se ve la vida humana en el mundo africano–Bantú y cómo, a partir de la interacción de la persona con la naturaleza, ésta le provee de los remedios que pueden curarle.    Y es que el sistema de vida, según ha explicado el ponente, está muy relacionado con la salud en el África tradicional, “ya que la persona humana es parte de un todo y la buena o mala relación con el todo afectará a la salud de todos”.    “Además, ha añadido, partiendo de la concepción de la persona como compuesta por tres partes, cuando una persona enferma tiene que ser curada en todas ellas, y la protección o prevención sanitaria tiene que enfocarse también a las tres”.    Misioneros de África Esta sociedad fue fundada en 1868 en Argel por el Cardenal Lavigerie. Está integrada por unos 1.600 miembros de todos los continentes que  dedican su vida a África y los africanos con la convicción de que “todos podemos vivir juntos, amarnos y apreciarnos en el respeto a las diferencias”.   Su presencia en España se remonta a 1948. En la actualidad son 87 misioneros españoles, de los cuales más de la mitad trabajan en países africanos, varios colaboran con los servicios generales de la sociedad en otras latitudes y unos 30 se encuentran en España, repartidos en seis comunidades (una en Benicássim) con la finalidad de favorecer la solidaridad con África y sus pueblos, dar a conocer sus riquezas y sus problemas, y colaborar con ellos para que lleguen a conseguir sus derechos y legítimas aspiraciones.

Lo más visto