También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Audiencia del Papa del miércoles, 6 de noviembre de 2013.

La caridad es la mayor riqueza de la Iglesia

Miles de peregrinos han estado en la Plaza de San Pedro esta mañana para asistir a la Audiencia del Papa Francisco, donde ha bendecido a los enfermos.
El Papa Francisco bendice a una persona enferma en la...
El Papa Francisco bendice a una persona enferma en la Plaza de San Pedro. EFE

Miles de peregrinos han estado en la Plaza de San Pedro esta mañana para asistir a la Audiencia del Papa Francisco. Durante la misma, el Santo Padre ha impartido su catequesis, cuyo tema es una prolongación de la Comunión de los Santos, como se recita en el Credo y que hemos recordado de forma especial con la Solemnidad de Todos los Santos el pasado viernes, y con la Conmemoración de los Fieles Difuntos, sábado día 2. Al terminar, el Pontífice ha hecho un resumen y ha saludado en los distintos idiomas.Durante su alocución el Pontífice ha hablado de los Sacramentos, los carismas y la caridad, como los frutos que emanan de esta Comunión de los Santos. Rerspecto de los Sacramentos ha hecho especial mención de los Sacramentos de iniciación -Bautismo, Confirmación, Eucaristía y Penitencia- recordando que, gracias a ellos, nos incorporamos a la Vida de la Fe y somo hijos de Dios que entran en perfecto contacto con Él. De ahí la importancia de recibirlos en los primeros momentos de la vida. Estos nos alimentan en nuestra existencia y nos fortalecen la Fe. Un segundo aspecto que destaca el Papa derivado de la Comunión de los Santos son los carismas, riqueza "fantasiosa" del Espíritu Santo que nos da sus dones para que los empleemos en bien de los otros desde el altruísmo y el servicio a los otros por amor a Cristo. De esta manera dichas gracias repercuten en santidad de vida de la Iglesia. Por último, el Pontífice ha subrayado la caridad, y ha citado a San Pablo en su Primera Carta a los Corintios en la que dice que "El amor es el más excelente de todos los carismas". Esto supone dejar a un lñado todo tipo d eintereses peronales para acercarse del todo hasta Dios y al prójimo de forma desinteresada. De esta forma compartimos alegrías y penas con los que nos rodean.

Lo más visto