También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Punto de inflexión para las arcas municipales

Burriana salda 2012 con un resultado presupuestario favorable de 3,2 millones de euros

El alcalde de Burriana, José Ramón Calpe, ha firmado hoy el decreto que aprueba la liquidación del presupuesto municipal del ejercicio 2012, que arroja un resultado positivo en 3,2 millones de euros, una estabilidad también por encima de los 2,1 millones de euros y un remanente de tesorería de 1,4 millones de euros, “cifras que evidencian un claro cambio de tendencia y el hecho de que hemos logrado reconducir la Hacienda Municipal”, ha señalado el propio Calpe.

De 

El primer edil -que ha comparecido ante los medios junto al concejal de Hacienda, Juan Fuster- ha explicado que el Ayuntamiento arrastraba desde 2008 un desfase presupuestario por la abrupta caída de los ingresos por el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO) y por el Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (plusvalías), como consecuencia de la paralización de la actividad en el sector inmobiliario.   “La caída de los ingresos fue muy destacada, mientras que los gastos continuaban subiendo, tanto por las subidas de los sueldos de los funcionarios, como por las cláusulas de revisión al IPC de los distintos contratos municipales, las subidas del IVA en los últimos años y los incrementos en los suministros energéticos”, ha enumerado José Ramón Calpe, quien ha recordado cómo en el año 2009 el anterior equipo de Gobierno -bajo su mandato como alcalde- inició una dinámica de reducción de gastos que, finalmente, “ha dado sus frutos a la vista de los datos presentados hoy”.   “Primero empezamos por los políticos, suprimiendo las asignaciones a los grupos, reduciendo personal eventual y recortando las retribuciones a los cargos”, ha indicado el alcalde, quien también se ha referido al importante trabajo realizado en los ajustes del capítulo 1 (personal) y del capítulo 2 (gasto corriente), en este último caso mediante la renegociación a la baja de los distintos contratos de la Administración Municipal y minorando la cuantía de los nuevos, “siempre tratando de mantener la calidad de los servicios públicos y tratando de hacerlos más eficientes”, ha apostillado el edil de Hacienda, Juan Fuster.   Este cambio de ciclo, que pone fin a varios ejercicios en negativo, “no debe llevarnos a pensar en incrementar más gastos, sino a seguir renunciando a ciertas inversiones y a mantener esta línea”, afirma el alcalde, “con el fin de reducir el endeudamiento municipal y la tesorería para liberar recursos y, así, destinarlos a otros fines y agilizar también el pago a los proveedores”.   Por su parte, el edil Juan Fuster no ha ocultado que, desde que asumió el cargo de concejal del área en junio de 2011, esperaba el momento de anunciar este punto de inflexión en la Hacienda Municipal “y que viene a corroborar la tarea realizada en los últimos años”. Asimismo, ha destacado que el Ayuntamiento de Burriana fuera el primero de la provincia de Castellón en aprobar el presupuesto de 2013 el pasado mes de octubre, “y probablemente seamos los primeros en presentar la liquidación de 2012”.

Leer más

Lo más visto