• Domingo, 21 de julio 2024
  • ABC

COPE

Vicente Jiménez cree que el camino emprendido por la Iglesia alemana desvirtúa el sentido del sínodo

El arzobispo emérito de Zaragoza ha repasado en el programa de TRECE 'Eméritos' cómo ha sido el proceso sinodal en España, de la que ha sido el obispo coordinador: "Satisfactorio"

Vídeo

Redacción Religión

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 02 feb 2024

El arzobispo emérito de Zaragoza, Vicente Jiménez, ha mostrado su preocupación por el camino sinodal que ha emprendido la Iglesia de Alemania ya que teme que “pudiera ser un desvío de la finalidad del Sínodo sobre Sinodalidad”.

En una entrevista en el programa 'Eméritos' de TRECE, Jiménez ha recordado que elPapa Francisco “les ha dado la orientación real diciendo que el sínodo tiene que acoger el Concilio Vaticano II, en el que se nos invita a caminar juntos dentro de la misma Iglesia, no al margen de la Iglesia, y hay que ver el todo y no el fragmento”, ha recalcado.

Vicente Jiménez, que fue nombrado por los obispos coordinador del equipo sinodal en España en su etapa diocesana y continental, ha señalado que el proceso en nuestro país ha sido “muy positivo”, ya que ha participado “más gente de la que participa normalmente en nuestras diócesis, parroquias y movimientos apostólicos”, ha expresado en el programa presentado por Isidro Catela.

Un sínodo, ha agregado el arzobispo emérito de Zaragoza, en el que por primera vez se ha dado voz a los laicos, lo que ha podido generar cierta inquietud en algunos sectores eclesiásticos: “Ha habido resistencias por parte de algunos grupos de la Iglesia y sacerdotes. Se ha acogido con ilusión y esperanza por parte de los laicos y la vida consagrada, y no así tanto por algún grupo de sacerdotes pero han ido entrando poco a poco en la fase diocesana y continental”, ha manifestado en 'Eméritos'.

Y hablando de resistencias, ha comentado también a las que ha tenido que hacer frente el Papa Francisco durante sus once años de Pontificado. A este respecto, Vicente Jiménez asegura que son muchas más las voces favorables que las críticas: “Cada papa tiene un estilo. Francisco viene con el aire de Sudamérica, donde la Iglesia es dinámica y quiere que seamos una Iglesia en marcha, en salida hacia las periferias. Y a alguna gente que estaba encorsetada y en sus aposentos le ha dejado descolocada y no quieren arriesgar ni entrar por esta senda del movimiento de la renovación y reforma, y por eso no aceptan su magisterio ni su persona”, ha argumentado el prelado.

La entrevista ha transcurrido por otros asuntos, entre ellos las sombras de nuestro tiempo, marcado por “una quiebra en la visión antropólogica del hombre, lo que tiene repercusiones para una desvinculación con Dios, con la persona, la familia y hasta con la sociedad”, ha lamentado Jiménez, quien aboga por “recuperar la visión integral del hombre, que no es mero individuo, que construye la sociedad y la familia”, ha puntualizado.

Preocupación por la falta de vocaciones y legislaciones que atentan contra la vida

Como consecuencia de esta quiebra antropológica del hombre, se legisla en contra de la vida, por ejemplo ampliando los derechos al aborto o regularizar la práctica de la eutanasia. En este sentido, el que fuera arzobispo de Zaragoza, obispo de Santander o de Soria, ha explicado que la vida “es un regalo de Dios cuando nos la entregan, no cuando la suprimimos. La vida en el final requiere de cuidados paliativos pero no hay que precipitar la muerte. En la vida y en la muerte somos del Señor. No somos dueños de la vida ni de la muerte”, ha precisado.

Asimismo, ha condenado las medidas que se toman para acabar con la vida humana bajo el criterio de sus capacidades: “Muchas personas que decimos no tienen capacidad, tienen otras capacidades que otras personas no tenemos. Una persona con Síndrome de down puede ser el centro de la familia porque derrocha alegría e ilusión y puede darnos más de lo que nosotros esperamos. Tiene valor por ser vida humana”, ha insistido.

Uno de los asuntos eclesiásticos que más preocupa a Vicente Jiménez son la falta de vocaciones, y que para el arzobispo emérito tiene varias causas: “Creo que es un bajón en la vida de fe, y cuando la fe no es viva se resienten muchas cosas como la oración, la dedicación a Dios y a la Iglesia. Junto a eso está la baja natalidad y que no hay un ambiente favorable a la vocación. Hay que propiciarla para que la semilla pueda germinar”, considera.

"Los jóvenes son protagonistas de la evangelización"

Es en este punto cuando ha reivindicado el valor de la vida consagrada, calificándola como “el alma de la Iglesia” aunque no forme parte de su estructura: “Es como una reserva de la humanidad. Ahora que disminuyen los miembros porque se van haciendo mayores, hay que compartir la misión con los laicos. ¡Qué seria de la Iglesia sin la vida consagrada y de la sociedad si pararan su actividad!”, se ha cuestionado en 'Eméritos'.

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Preguntado por el papel de los jóvenes en le futuro de la Iglesia, el prelado cree que es un colectivo necesario “para evangelizar no solo a otros jóvenesm sino también a los mayores, son protagonistas de la evangelización”, ha comentado. Asimismo, ha puesto en valor la transmisión de la fe de adultos a niños: “Muchas de las cosas que tenemos se las debemos a los abuelos como la transmisión de la fe. La tercera edad es un gran valor que tenemos que tener en cuenta en la Iglesia porque no somos algo pasivo, sino una fuerza activa”, ha argumentado.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

TR3CE En directo

TR3CE

La programación actual no permite su emisión online. Escucha COPE pinchando aquí.

Reproducir