Jiménez: "¿Quién ha mentido más que Sánchez, que ha jalonado su trayectoria a base de mentiras?"

El periodista explica que la orden de cese de Pérez de los Cobos revela que Grande-Marlaska mintió en el Congreso y en el Senado

Antonio Jiménez

Antonio Jiménez

Director de 'El Cascabel' 

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 21:54

Vídeo

Los partidos de la oposición están pidiendo la dimisión de Grande-Marlaska. PP, ciudadanos, Vox piden que dimita el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska A esta hora que sepamos, en el momento que grabamos este comentario no ha dimitido todavía y no piensa hacerlo a tenor de lo que ha manifestado esta tarde en el Senado, pero es evidente, y las pruebas están ahí, que el ministro de Interior ha faltado a la verdad, ha mentido, ha intentado justificar lo injustificable.

Ahora se ha descubierto que, efectivamente, el destituye al coronel Pérez de los Cobos como jefe de la Comandancia de Madrid por el hecho de que no le informara, tal y como sus subraya la orden que sea conocido hoy, firmada el 24 de mayo, domingo por la noche, por la directora general de la Guardia Civil, María Gámez, por no informar del desarrollo de investigaciones y actuaciones de la Guardia Civil en el marco operativo y de Policía Judicial a efectos de conocimiento.

Eso precisa el motivo del cese por el cual Pérez de los Cobos es destituido. Es evidente, insisto, que Grande-Marlaska de cesa porque no le informó de la investigación que estaba llevando a cabo la Guardia Civil en calidad de Policía Judicial en relación con la manifestación del 8 de marzo. Esa manifestación, que fue una auténtica bomba vírica en la que se expandió el virus, el coronavirus, y que por orden de la juez lógicamente que está estudiando este caso no podía revelar, no podía informar a sus superiores, o sea, que hubiera cometido un delito Pérez de los Cobos si hubiera informado al ministro del Interior o a la directora general de la Guardia Civil a los destituirle.

Se está hablando mucho de Marlaska porque ha mentido, ha mentido claramente, ha mentido de una forma total y absoluta, pero deberíamos hablar también de la directora general, María Gámez.

La señora Carmen no ha mentido porque no ha dicho esta boca es mía, pero la señora Gámez cesa al coronel Pérez de los Cobos por obligarle a incumplir la ley, a cometer un delito. Y le cesa por eso, no porque perdiera su confianza en función de un hecho más o menos objetivo que pudiera significar que en el marco de las competencias que tiene la propia directora general, cambiarle de bar a cualquiera de los mandos de la Guardia Civil no le cesa porque desautorizó o, en este caso, no obedeció a una orden que implica por parte de los Pérez de los Cobos incumplir la ley, nada más y nada menos, o sea, cometer un delito. Por tanto, también debería dimitir la directora general, María Gámez, no solo el ministro de Interior.

Es una situación muy comprometida la que ahora tiene Pedro Sánchez. Pedro Sánchez, este hombre que hace dos años después de una moción de censura, basada también, por cierto, en dos mentiras bastante graves, llegó a la Presidencia del Gobierno, ahora con el tiempo se ha demostrado que todo aquello que prometió y todo aquello por lo que intentó justificar esa moción de censura para echar del poder al PP y a Mariano Rajoy, se está volviendo en contra: no ha venido a regenerar la vida democrática de este país, no ha venido a reforzar la calidad democrática de las instituciones, está haciendo todo lo contrario de lo que entonces prometió y dijo que iba a hacer.

Lo estamos viendo, demás, cómo ha controlado y ha invadido el televisión pública, cómo controla la Fiscalía General del Estado con Dolores delgado, cómo de alguna forma interfiere, de una forma extraordinaria también, en la Guardia Civil para controlarla, para que pierda su independencia. Lo estamos viendo, por ejemplo, en la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia, cómo coloca a una asesora suya, jurista, para que esté al frente de un organismo que tiene que ser el regulador, que tiene que velar por la libre competencia.

Todo lo que hace está hecho en función de una forma de controlar las instituciones, no para dotarlas de una mayor calidad democrática y de mayor libertad. Ahora tiene una prueba de fuego, una más, que es la de cesar, destituir al ministro de Interior en el momento en que este se niega a dimitir a pesar de haber faltado a la verdad. Pero me temo que no lo vamos a ver porque, al fin y al cabo, quién ha metido más que el propio Sánchez, que ha jalonado toda su trayectoria política de los últimos dos años a base de mentiras.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

Lo más

TR3CE En directo

TR3CE

Este programa no está disponible en emisión online. Puedes escuchar COPE pinchando aquí.

Reproducir