DOMINGO 26 DE AGOSTO

Teresa Jornet e Ibars, la mujer que encontró la santidad en el cuidado de los ancianos

La fundadora de la Congregación de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados siempre tuvo la inquietud por consagrarse, pero se tomó su tiempo, hasta que Dios le dijó dónde la quería santa.

Teresa Jornet e Ibars

 

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 28 ago 2018

Hoy la Iglesia nos propone a Santa Teresa de Jesús Jornet e Ibars. Nacida en Aitona (Lleida) el año 1843, procede una familia tan sencilla como fervorosa. En el hogar no falta el rezo del Rosario, la bendición de la mesa o el dar gracias a Dios por todo lo recibido. Todo esto acompaña a la asistencia a Misa frecuente, la Comunión y la confesión. Este ambiente le marcará pero aún queda tiempo para acercarse a la vida religiosa.

Lo primero que hace es cursar magisterio graduándose. Durante algunos años enseña en Argensola (Barcelona), hasta que un día profundiza más en su tío abuelo el Padre Palau, que le había animado a ayudarle en una posible fundación. Ella podría ser una consagrada, porque tal vez Dios le marcase el camino así. Teresa se plantea el tema de la vida consagrada pero no lo vé claro...en ese momento

Una pequeña luz se le enciende y va a Briviesca, en Burgos, donde se halla un Monasterio de Clarisas. Tal vez sea el lugar, debió pensar, y, por eso, opta por seguir un tiempo. Sin embargo, el hombre propone y Dios dispone. Sale de allí sin emitir los votos ya que una enfermedad se lo impide, y le lleva al punto de partida. Su hermana, entretanto, había entrado en las carmelitas y había perseverado. Por si acaso ha de ser un camino seglar, se hace Terciaria Franciscana.

Por entonces, toma contacto un sacerdote, el Padre Saturnino López Novoa, quien tiene un proyecto en la mente y se lo cuenta: fundar una congregación femenina dedicada a la atención a los ancianos y, de forma especial, a aquellos ancianos más abandonados y a los que nadie quería. Así surgen las Hermanitas de los Ancianos Desamparados, extendida por buena parte del mundo. La casa central está en Valencia bajo el auspicio de la Virgen de los Desamparados. Teresa de Jesús Jornet muere en 1897. El Beato y pronto Santo Pablo VI la canoniza y le declara Patrona de la ancianidad.

Lo más