Santoral

Santos Priscila y Áquila

Acogedores de Dios en San Pablo, serían testigos del Señor para seguir la labor evangelizadora predicando y convirtiendo a muchas personas

En el Nuevo Testamento, el Libro de los Hechos de los Apóstoles se destaca cómo tras Pentecostés, el Señor iba agregandoa lso que se iban salvando. Hoy, precisamente, recordamos a los que acogieron a San Pablo y se unían al grupo de los elegidos, porque hoy la Iglesia nos presenta a los Santos Priscila y Áquila. Es San Pablo en la Carta a los Romanos quien envía saludos a Priscila y Áquila sus colaboradores en Cristo Jesús y a los que agradece que se pusiesen de su parte ante las situaciones contrarias a la misma Fe.

El santoral de hoy, jueves 8 de julio

El Libro de los Hechos de los Apóstoles recuerda cómo eran procedentes del mundo pagano y se convirtieron al judaísmo. Cuando Saulo les conoció, su dedicación era a la fabricación de tiendas y eran observantes de la Ley del Señor, aunque no eran de mente cerrada, sino capaces de asumir la Nueva Alianza.

Por eso, en su casa se alojó muchas veces hasta que Priscila y Áquila se convirtieron a la Fe del Señor Jesús y le acompañaron a Pablo en su misión a Éfeso. Probablemente se establecieron allí porque ellos y Pablo lo fueron viendo. El Apóstol de los Gentiles, va situando a sus colaboradores en aquellos lugares donde pueden ser verdaderos testigos continuando con su labor.

Ellos serían así testigos del Señor para seguir la labor evangelizadora predicando y convirtiendo a muchas personas. Para su modo de vida, continuaron con su labor de tejedores de tiendas. También San Pablo les vuelve a mandar saludos en su Carta a Timoteo. No faltan datos de la historia según los cuales Priscila y Áquila fueron a otras partes de Asia Menor donde sufrirán el martirio.

dd/mm