Boletín

SANTORAL 12 JULIO

El santo dominico que entregó su vida por Cristo durante la persecución en la misión

San Clemente Ignacio Delgado fue desde Calatayud a tierras misioneras y permaneció allí hasta su muerte por Cristo

ctv-pfj-mision
Jesús Luis Sacristán

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 12 jul 2019

Las tierras europeas y, entre ellas, España, se han permitido la posibilidad de expandir su actividad evangelizadora en una constante labor de apostolado llevada hasta el extremo. Esta Fe se ha dilatado hacia las zonas del Nuevo Continente y otras partes del mundo tanto en África, como en Asia. Entre nuestros evangelizadores paisanos se encuentra San Clemente Ignacio Delgado Cebrián. 

Su nacimiento se sitúa en 1762 en Villafeliche, un pueblecito de Zaragoza, cercano a Calatayud. El ambiente era sencillamenmte religioso. Sus padres le dieron una educación esmerada en la Fe. Pero la vivencia se acentuaba por el testimonio de un tío de Clemente que era sacerdote. Esta luz le inclinó hacia la antorcha de Santo Domingo de Guzmán y la Orden de Predicadores. En Calatayud había un convento en el que ingresó y en el que hizo su profesión.

Esa provincia tenía un compromiso misionero en otras tierras y Clemente se ofrece con la idea de aportar su granito de arena en esa dimensión misionera. Su marcha hacia el Extremo Oriente le hace salir de Cádiz, sabiendo que difícilmente retornaría a España. Puerto Rico, México o La Habana fueron algunos de los lugares por los que se detuvo hasta una parada definitiva en las Islas Filipinas en Asia. En ese tiempo, recibiría la Ordenación Sacerdotal y el Papa Pío VI le nombraría obispo de Tolkin Oriental. 

Son sitios conflictivos donde hace falta tener mucho arraigo y fortaleza en el Señor. Eso es lo que hace Clemente. Pero uno de los allegados le traiciona y es apresado. En la cárcel sufrirá muchos tormentos. Por esa crueldad muere, pero en un gesto de brutalidad el emperador que le había encarcelado manda cumplir la sentencia y su cadáver es decapitadoSus reliquias descansan en la Iglesia de Bui-Chu. Junto a Clemente Ignacio dieron la vida otros misioneros.

Lo más