Boletín

SANTORAL 11 DE JULIO

El santo abad patrono de Europa que impulsó los monasterios en Occidente

San Benito es el padre de la rama benedictina bajo el 'ora et labora', fundado en la oración, el trabajo y el estudio

ctv-wca-san-benito
Jesús Luis Sacristán

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 11 jul 2019

Tras el Edicto de Milán, surge la paz religiosa con la libertad de culto. Pero también surgen sombras en la Iglesia, como la poca formación y base espiritual con la relajación de costumbres. Muchos han querido huir de esto y se constituyen en anacoretas, como le sucedió a San Antonio, abad que quiso vivir al más puro estilo de vida solitaria y contemplativa. Otros quisieron forjar un estilo de vida contemplativa desde una regla. Y aquí entra en escena el Santo de este día: San Benito de Nursia. 

Nacido en el pueblecito italiano de Nursia el año 480. Toda la infancia la pasa en Roma y allí estudia Filosofía. A los 20 años abandona ese proyecto aunque tenía una buena formación reflexiva. La cuestión es que su idea era abrazar una vida de contemplación. Para ello ,prueba diversos conventos. Uno de ellos es Viovaro. Los monjes le acogen bien, pero cuando Benito les trata de imponer una regla muy estricta le rechazan y terminan odiándole hasta el punto de quererle envenenar. Su costumbre de santiaguarse antes de comer o beber hace que se rompa el vaso. Busca otros lugares y llega a Monte Subiaco con un grupo de monjes donde inicia varias fundaciones. 

Cada Monasterio tendrá doce monjes regidos por un Superior. Benito estará siempre en aquel Convento donde más falta haga. Su temple para saber lo que se trae entre manos, bañado en humildad le hace ser muy acogido por todos sus monjes. Al final funda otro más importante en Montecassino, que será el sitio más idóneo para su contemplación y retiro hasta su muerte. La estructuración del monacato se lleva a cabo de la regla latina “ora et labora” (ora y trabaja). La oración es el fruto de las horas de contemplación.

Ya que es la base principal benedictina, tiene un componente de alabanza y en las celebraciones litúrgicas con la puesta a punto del cántico gregoriano. También es fundamental el trabajo para ganarse el pan con el sudor de la frente y en clave de cooperar a la obra creadora y salvadora de Dios. También es importante el estudio de la Teología, la Filosofía y las Ciencias para conocer los misterios arcanos de la Salvación. San Benito de Nursia muere en el año 543. 

Antes de morir, su impronta hizo impacto en su hermana Santa Escolástica, que a los pies de Montecasino fundó un monasterio de la rama femenina benedictina. Dado el legado a la posteridad en cuanto a la Fe, la cultura y el saber, San Benito es Co-Patrón de Europa junto a Santa Edith Stein, Santa Brígida de Suecia y Santa Catalina de Siena. Y los teólogos e historiadores de la Iglesia le consideran el Padre de las órdenes monásticas de Occidente.

Lo más