Boletín

SANTORAL 9 AGOSTO

La Santa Patrona de Europa que fue profesora, mística y mártir

Santa Edith Stein nace en Alemania como judía y termina su vida como mártir contemplativa.

Edith Stein- Teresa Benedicta de la Cruz

Jesús Luis Sacristán García

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 18:51

Muchos de los Santos han llegado a Dios por caminos insospechados, incluso alejados de la Fe. Pero han tenido ese punto de encuentro con la Verdad, con el Sumo Bien al que cantan los grandes filósofos y sobre el que indagan los buscadores de la respuesta a sus interrogantes. Como la Santa de hoy, Edith SteinTeresa Benedicta de la Cruz.

 Desconocida para muchos, conocida en los ambientes místicos y gran mujer con experiencia de Fe capaz de llegar al martirio. Su nacimiento es en Alemania, en el año 1891. Un 12 de octubre, curiosamente, en la festividad de la Virgen del Pilar, protectora de la Fe en España y en los países hermanos del Nuevo Mundo. Y verdaderamente también en otros lugares como en el caso de la niña que acababa de nacer. Su familia era de religión judía y ella fue muy fría.

Al principio unos pocos tópicos de lo que creían en casa. Luego alejamiento y ateísmo. Pero siempre búsqueda. Entretanto la I Guerra Mundial hacía estragos y había que asistir a enfermos. También se abría la posibilidad que aprovechó de estudiar Filosofía. Dos profesores le marcan: Edmund Husserl y Reinach. Ambos muy cristianos y, sobre todo, el último. Ella es esa alumna aventajada que se pone al frente de la docencia como agregada. Los alumnos de entonces se entusiasman con las clases de la profesora Stein.

Cuando muere Reinach le da a ella todo su legado y una conversación con la viuda le empuja a acercarse al Dios de Jesucristo. Un día viene la noticia de que tras un largo discernimiento entra en el Carmelo de Colonia. Su hermana le acompaña. Pasa a ser Teresa Benedicta de la Cruz. El ambiente se torna raro en el mundo. Hay enemistad y deseos de persecución a los judíos. Ella desde las rejas del Convento lo advierte y se lo cuenta por carta al Santo Padre. Y estalla la II Guerra Mundial. Los judíos son deportados y exterminados.

Ella siempre permanece en el Convento orante, pero ni ahí pasa desapercibida. Alguien ha dado cuenta de ella y su hermana y en un asalto al Convento, ambas son apresadas. Su destino, el campo de concentración de Auschwitz. Llegan el día 7 de agosto y son maltratadas con grandes tormentos, hasta que el día 9 de agosto, Teresa Benedicta de la Cruz entrega la vida en las cámaras de gas del campo de concentración. Es Patrona de Europa y protectora de la mujer trabajadora.

Lo más