SANTO 13 DICIEMBRE

Santa Lucía: mártir y abogada de la vista

Hoy recordamos a Santa Lucía cuya trayectoria desembocó en el martirio.

Santa Lucía: mártir y abogada de la vista
Jesús Luis Sacristán

Jesús Luis Sacristán García

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 20:26

Hay muchos días del año en que las conmemoraciones tienen entidad propia. Siempre la tienen pero algunos días especialmente. Y su presencia en el Santoral del Adviento nos dejan sumergidos en la esperanza que también tenían los mártires. El calendario nos propone hoy a una de las Santas más populares precisamente en la tradición cristiana: Santa Lucía. Procedente de una familia rica, nace hacia el año 283.

La ascendencia de sus padres es greco-romana. Su madre, sufrirá durante mucho tiempo una hemorragia, buscando por todos los medios la curación de dicha dolencia. Para conseguirlo marcha en peregrinación a Catania en Siracusa. Allí reposaban las reliquias de Santa Águeda, que había sufrido el martirio tiempo atrás. Lucía tuvo incluso la aparición en sueños de esta mártir dándole ánimos y garantizándole la curación de su madre. 

Su vida, (la de Santa Águeda) relatada por las Actas martiriales, había sido centro de atracción para muchos cristianos. Lucía, por su parte, ya había hecho voto de consagración perpetua al Señor desde su Fe. Concedido el milagro, Lucía aprovecha para repartir los bienes entre los pobres, con el debido permiso de su madre.

Sin embargo, el joven con el que se había comprometido sin darse cuenta de lo que ello suponía, le denuncia por su condición de cristianaAsí tiene ocasión de dar testimonio primero de palabra, y con gran firmeza, al no renegar de Cristo, su Verdadero Esposo. Conducida ante el Prefecto, milagrosamente no la logran mover de allí cuando intentan manchar su dignidad. Posteriormente, la llevaron a la hoguera, pero tampoco surtió efecto el suplicio, muriendo, finalmente bajo la espada. Es abogada de la vista.

Lo más