SANTO 10 NOVIEMBRE

San León Magno: El Papa que impidió que los bárbaros arrasasen Roma

Hoy te contamos la vida de San León Magno, recordando su figura insigne.

San León Magno: El Papa que impidió que los bárbaros arrasasen Roma
Jesús Luis Sacristán

Jesús Luis Sacristán García

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 21:00

La Barca de Pedro siempre sabe que no está exenta de dificultades, pero que en esa turbulencia se manifiesta el poder de Dios que guía a su Pueblo. Todo ello se ha puesto de relieve en muchos miembros que han defendido con su vida a la grey encomendada. Hoy la Iglesia, nos brinda al Papa San León Magno, que fue experto Pastor en tempestades y desafíos. 

Nacido en la región italiana de Toscana, sería elegido Pastor de la Iglesia Universal el año 440. Si por algo se caracteriza es, por ser uno de los pontífices más insignes de la antigüedad cristiana. Precisamente la misión que Dios le encomendó, la desempeñó con gran celo pastoral y apostólico en bien de las almas. Su espíritu sacerdotal se manifiesta cuando hace frente a las dos dificultades presentadas: Una interna, como son las herejías que continuaban asolando a la gente creyente de buena voluntad; y otra externa, que es el caso de los bárbaros.

Respecto a este último punto, logró que los invasores no destruyesen la Ciudad Eterna, adelantándose él mismo a la venida de los hunos. De él se conservan varios legados, entre los que se encuentran sermones y cartas varias, que constituyen un tesoro y una gran riqueza para la comunidad eclesial. Todos estos gestos le valieron el apelativo de Magno (término que en latín significa “El grande”. 

Muere el año 460. Una de sus frases más famosas, la pronunció durante una homilía en el día de Navidad y decía así: “Reconoce ¡Oh cristiano! tu dignidad. Y es que entre sus reflexiones pastorales se le conoce como uno de los que más ha reflexionado acerca del Misterio del Verbo de Dios que se hace Hombre y planta su tienda entre nosotros, contemplando su Gloria.

Etiquetas

Lo más