Boletín

SANTORAL 24 JUNIO

La Natividad del Bautista: la primera piedra que prepara los caminos del Señor

San Juan Bautista es hijo de Zacarías e Isabel y el mayor de los nacidos de mujer

Preparando el Camino del Señor
Jesús Luis Sacristán

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 24 jun 2019

Ante cualquier evento o acontecimiento de gran importancia hay preparación. A nivel de Iglesia, hay novenas que preparan al día de la solemnidad o fiesta. Y cuando se trata de un hecho excepcional, la celebración de la preparación es muy singular. Hoy celebramos la Natividad de San Juan Bautista, Precursor del Señor. Después de la Virgen, es el único del que se celebra su nacimiento.

Y es que, aunque fue concebido con pecado, al recibir la Visita de María, salta de gozo dentro de su madre, sintiendo la presencia de Cristo en el seno de María. Según muchos teólogos e investigadores cristianos habría nacido, por ello, sin pecado original. Esto, no obstante, es una conclusión teológica, pero no Dogma de Fe. 

Juan hijo de Zacarías e Isabel, nace en Aim Karim, pueblecito de la montaña de Judá. Sus padres eran de edad avanzada y no tenían hijos. Pero un día que Zacarías, su padre, que era sacerdote, hace la ofrenda en el Ara del Templo, el Ángel le anuncia que su mujer concebirá. Él no da crédito y se produce una señal: “¡Soy Gabriel! Enviado por Dios a anunciarte esta Buena Noticia. Pero como no has dado crédito, quedarás mudo hasta que se cumpla lo que te he dicho".

Cuando a Isabel se le cumplió el tiempo dio a luz un niño y a los ocho días, cuando tocaba circuncidarle según la Ley de Moisés, le iban a poner como a su padre, pero entonces interviene la madre: "Se llamará Juan". El padre lo asevera escribiendo en una tablilla el mismo nombre. Bendito sea el Señor Dios de Israel porque ha visitado y redimido a su pueblo. El niño crecía y se robustecía, marchando al desierto hasta que se presentó al pueblo. Sí que hay un hecho real en este contexto: Juan dijo en el Evangelio que Cristo debía crecer y él menguar. Y, justamente, a partir de San Juan, decaen los días y en diciembre en torno a la Natividad dle Señor los días comienzan a alargar.

Lo más