10 bellas frases que han dejado los santos... sobre la Virgen María

Recomendamos una serie de frases con las que los santos nos enseñan a rezar ante la Virgen María, y para pedirle intercesión

Tiempo de lectura: 3’

Ya sabemos que querer a la Virgen María es una de las consecuencias de la santidad y viceversa. Lo demuestra el cariño y el afecto con la que han hablado de ella los santos a lo largo de la historia. Hoy os ofrecemos varias frases de santos que nos hablan sobre la Madre de Dios:

1. San Francisco de Asís

"Al igual que nos creaste por tu Hijo, así, por el santo amor con que nos amaste, quisiste que Él, verdadero Dios y verdadero hombre, naciera de la gloriosa siempre Virgen beatísima Santa María..."

San Francisco de Asís (1182-1226 d.C.) durante su juventud quiso ser soldado. Sin embargo, una noche escuchó ¿por qué no sirves al Amo, en vez de al servidor? desde entonces, guiado por la Virgen María, comenzó a seguir a Jesucristo, reparando la Iglesia y fundando la Orden Franciscana.

2. Santa Teresa de Jesús 

"Quiso el Señor caber en el vientre de su Sacratísima Madre. Como es Señor, consigo trae la libertad, y como nos ama hácese a nuestra medida" 

Santa Teresa de Jesús (1515-1585) perdió a su madre siendo muy pequeña. Desde entonces, rezaba con mucha fe a la Virgen María. Padeció muchas luchas interiores y exteriores pero, con la ayuda de María, consiguió ser santa y doctora de la Iglesia. Con esta frase de Santa Teresa podemos pedir que Dios nos haga a su medida

3. San Juan Pablo II 

"A ti, Virgen inmaculada, predestinada por Dios sobre toda otra criatura como abogada de gracia y modelo de santidad para su pueblo, guía tú a sus hijos en la peregrinación de la fe, haciéndolos cada vez más obedientes y fieles a la palabra de Dios".

El Papa Juan Pablo II tuvo mucha devoción a la Virgen María. El 13 de mayo de 1981, coincidiendo con la festividad de la Virgen de Fátima, intentaron asesinarlo. Lo atribuyó como un milagro realizado por la Virgen. Con esta frase, durante nuestra oración decimos a la Virgen María "todo tuyo soy María".

4. San Juan XXIII

"¡Oh, María Inmaculada, estrella de la mañana que disipas las tinieblas de la noche oscura, a Ti acudimos con gran confianza!"

El Papa Juan XXIII (1881-1963) tuvo a la Virgen María como protectora frente a todo mal. Cuando anunció el Concilio Vaticano II pidió a la Virgen María que protegiera a la Iglesia. Durante su papado pidió a los feligreses que confiaran en la Madre de Dios. De tal forma, podemos rezar a la Virgen María para que nos libre de todo mal.

5. San Luis de Monfort:

"María es el camino más seguro, el más corto y el más perfecto para ir a Jesús"

San Luis de Monfort (1673-1716) tuvo mucha devoción a la Virgen María. Desde niño pasaba gran parte del día rezando ante la estatua de la Madre de Dios. Durante su vida difundió la devoción a la Virgen María, el camino más seguro para ser cristiano.

6. Santa Teresa de Calcuta

"A María, nuestra Madre, le demostraremos nuestro amor trabajando por su Hijo Jesús, con Él y para Él"

Santa Teresa de Calcuta (1910-1997) fundó la Congregación de las Misioneras de la Caridad en 1950. Dedicó su amor a la Virgen María socorriendo a los más pobres entre los pobres. En 1979 ganó el Premio Nobel a la Paz.

7. San Ignacio de Loyola

"Por mucho que ames a María Santísima. Ella te amará siempre mucho más de lo que la amas tú"

San Ignacio de Loyola (1491-1556) abandonó, siendo muy jóven, sus sueños de convertirse en soldado bélico mientras rezaba ante la Virgen de Montserrat. Mientras vivía en Manresa, estuvo escribiendo los Ejercicios Espirituales. Esta frase de San Ignacio de Loyola ayuda mucho durante la oración.

8. San Juan Vianney

"Claro que Dios podría hacer un mundo más bello que éste; pero no sería más bello si en él faltase María"

San Juan de Vianney (1786-1859), conocido como el Santo Cura de Ars, es Patrón de los Sacerdotes. Se le considera como un sacerdote que tenía cierto carisma de intersección, especialmente para quienes padecen mal espiritual. Rezar a la Virgen María da tranquilidad y esperanza a los cristianos.

9. San Juan Bosco:

"Quien confía en María no se sentirá nunca defraudado"

San Juan Bosco (1815-1888) fundó la Congregación de los Salesianos. Durante su vida trabajó especialmente por ayudar a los más jóvenes, especialmente los niños, en un tiempo donde los más necesitados eran despreciados por parte de la sociedad. Siempre les animó a confiar en la Virgen María.

10. Santa Clara de Asís

"A la manera que la gloriosa Virgen de las vírgenes llevó a Cristo materialmente en su seno, así también tú, siguiendo sus huellas, especialmente las de su humildad y pobreza, puedes llevarlo siempre espiritualmente"

Se trata de una carta que Santa Clara de Asís (1194-1253) escribió a Santa Inés de Praga. Seguidora de San Francisco de Asís, Santa Clara fundó la Orden de las Hermanas Pobres de Santa, conocida, más conocida como las Clarisas. Con su devoción a la Virgen María nos enseña como seguir a Jesucristo.

Relacionados

Religión