La oración del día: San José María Rubio

El 4 de Mayo de 2003, el mismo San Juan Pablo II, en su quinta visita apostólica a España, lo canonizó en la madrileña plaza de Colón, junto con otros cuatro beatos españoles

Tiempo de lectura: 1’

Hoy recordamos a San José María Rubio, hombre fiel a la difusión del Evangelio según las enseñanzas del Señor.

Nace en Dalías, Provincia de Almería, en el año 1864. Ordenado sacerdote en Madrid, sus primeros destinos pastorales fueron Chinchón y Estremeña. Muchas gentes llevan el recuerdo de tal forma que en las actuales generaciones aún perdura el sentimiento del Padre Rubio y su apostolado de casa en casa. Su preparación espiritual, académica y humana le conducen a ser profesor en el Seminario madrileño, Diócesis en la que llegaría a ejercer varios años como Notario de la Curia Diocesana.

Su dedicación a los laicos, dio frutos de verdaderos apóstoles seglares. Se cuenta el caso que le hizo muy conocido en el que un hombre salto del puente al abismo, muriendo de forma trágica. Entonces cuando la esposa acude al religioso desesperada por lo que ha hecho su marido el Padre Rubio le tranquiliza desde la Fe diciéndole: “Entre el puente y el suelo estaba Dios”. Muere en 1919, siendo beatificado y canonizado por Juan Pablo II.


Oración:

Padre de las misericordias, que hiciste al bienaventurado sacerdote José María Rubio ministro de la reconciliación y padre de los pobres,

concédenos que, llenos del mismo espíritu, socorramos a los abandonados y manifestemos a todos tu caridad.

Por nuestro Señor Jesucristo, que vive y reina contigo por los siglo de los siglos. Amén.



Religión