La oración del día: San Eugenio de Mazenod

Eugenio descubre que la Providencia le encamina a ser luz del mundo y sal de la tierra desde la vida consagrada, ingresando en el Seminario y ordenándose sacerdote

Tiempo de lectura: 1’

Hoy la Iglesia nos presenta San Eugenio de Mazenod que conoció este mundo lleno de dificultades con las espinas que tienen las rosas, pero las espinas que tienen también sus rosas. Y todo por dar a cadas uno lo suyo.

Nacido en 1782 en Provence al sur de Francia, no fueron unos momentos muy boyantes para la Fe en esos lugares dados los hechos que asolaban al país galo. Se trataba de los acontecimientos de la Revolución Francesa, que le llevan a huir a Italia. Cuando retorna tras la Revolución se encuentra a su familia destrozada y la Iglesia como objeto de los ataques más anticlericales.

Entonces Eugenio descubre que la Providencia le encamina a ser luz del mundo y sal de la tierra desde la vida consagrada, ingresando en el Seminario y ordenándose sacerdote. Dedicado a los necesitados espirituales y materiales, buscó un grupo de sacerdotes afines a este apostolado, que se dedicasen por completo a las almas desde esta realidad. Así surgen los Misioneros Oblatos de María Inmaculada.


Oración

Dios y Padre nuestro, te damos gracias por haber llamado a San Eugenio de Mazenod

para seguir a Cristo el Salvador y Evangelizador.

Apasionado por tu hijo Jesús y compartiendo su compasión por la humanidad

Eugenio se puso incondicionalmente al servicio de tu Iglesia para la evangelización de los más necesitados

Por su intercesión, ayúdanos a alcanzar, con el toque sanador de Cristo que nos llama,

una vida misionera y santa.

Que podamos construir comunidades signo de tu presencia y compartan la Buena Nueva

de salvación con todos los pueblos.


Religión