Boletín

Effetá y Emaús: los retiros espirituales que te cambian la vida

Estas dos palabras del Evangelio están asociadas con personas que dicen haberse encontrado con Dios en un retiro espiritual de tan sólo un fin de semana

ctv-r1t-retiros-ee-1
Pablo Valentín-Gamazo
@pabblovg

Redactor cope.es

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 13:38

Jóvenes y adultos de muchas parroquias de España, creyentes o no creyentes, cristianos y de otras confesiones, están viviendo una experiencia que les ha cambiado la vida. Ellos mismos cuentan que, en tan sólo un fin de semana de retiro espiritual, han tenido una gran experiencia del amor de Dios. Dos palabras suelen ser denominador común de sus rostros de felicidad: Effetá - en el caso de los jóvenes hasta los alrededor de 25-30 años - y Emaús - para un público adulto. Pero, ¿qué son estos dos términos que, por lo que cuentan, cambian las vidas de la gente? 

Las dos palabras figuran en el Evangelio. "Effetá" es de San Marcos 7, 34: "Después, levantó los ojos al cielo, suspiró y dijo: 'Effetá', que significa 'Ábrete'". Emaús, por su parte, es de San Lucas 24: 13-35, una parte del Evangelio en la que dos discípulos de Jesús se lo encuentran resucitado por el camino. Estas dos partes de la lectura marcan el sentido que se da - respectivamente- a estos retiros espirituales. 

Ambos son lo que se conoce como "retiros impacto". Es decir, su objetivo es proponer a los participantes un encuentro íntimo con Dios como una experiencia radical. Muchos de ellos pueden creer que lo conocen, no conocerlo directamente, haberlo olvidado, ser 'una cosa de su infancia', estar heridos por la vida y no sabiéndole ver...etc. Las situaciones de partida son las de cada persona que, en estos retiros, se convierte en un 'caminante'. 

Para facilitar esa experiencia de encuentro con Dios, se recurre a elementos testimoniales y experienciales. Los organizadores de estos retiros, y los propios participantes, se comprometen a no revelar qué es exactamente lo que se hace y coinciden en estas dos claves. Otro de los aspectos que llaman la atención de estas experiencias, es que se propone que continúe en el tiempo. ¿Cómo? A través de reuniones, actividades y encuentros con las personas con las que "caminaste".

Además, también se dan casos en los que el "caminante" queda impactado por la experiencia y quiere ayudar a prepararla para más gente. En ese caso, se convierte en lo que se conoce como un "servidor". Los servidores se coordinan y preparan y diseñan los retiros de Effetá - de jóvenes para jóvenes - y Emaús - de adultos para adultos.  

Los retiros de Effetá y de Emaús son propuestas para todo el mundo, no pertenecen a una orden, congregación o movimiento de la Iglesia. De hecho, los propios jóvenes y adultos que los han realizado los proponen a obispos y a parroquias de las diócesis para implementarlos como recurso de evangelización. 

El origen de estos retiros-impacto está en San Luis, Miami. La idea les surgió a una laica, Myrna Gallagher y a su párroco, David G. Russell. en 1978. Ellos fueron los que, en oración, decidieron que esta nueva forma de evangelización - en el caso de Emaús - giraría en torno a los versículos del Evangelio de San Lucas. 

Lo más