Diario misionero

Así es enfermar y que te operen en África

ctv-cza-misionero-01
  • item no encontrado

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 05:27

Ramón Lázaro es sacerdote y misionero. Y cada día encuentra un rato antes de irse a descansar, apra contarnos qué ha ocurrido en la misión. Nos encontramos, gracias a la ayuda de Obras Misionales Pontificias, una vida cargada de situaciones, lugares e historias que merece la pena escuchar. La misión en Costa de Marfil da mucho de qué hablar:

Lunes 3 de diciembre

Hoy me he tirado todo el día trabajando contrarreloj. Mañana tengo viaje y no sé cuanto tiempo estaré ausente. Pueden ser dos semanas o más, ya veremos. Así que he tenido que dejar la contabilidad de la Delegación en orden y al día. Me ha llevado más tiempo del que preveía. Además, he acompañado a una joven a hacer una petición de stage para que pueda obtener su título de diplomada en recursos humanos y comunicación. Al menos, casi todo está como me lo había propuesto. Ahora, a ver lo que da de sí cada día. Buenas noches y dulces sueños.

Martes 4 de diciembre

Hoy estoy durmiendo en el Vaticano. Sí, en Yamoussoukro está la Basílica Nuestra Señora de la Paz, la iglesia católica más alta del mundo (no la más grande). Fue un regalo del primer presidente marfileño a Juan Pablo II. Éste la aceptó si se construían un hospital y una universidad. Así que estoy durmiendo en la comunidad de hermanas que trabajan en el hospital. He salido de San Pedro esta mañana a las ocho y media pasadas. En Gagnoa he intentado conseguir un reactivo, el IDR à la tuberculina. Me he paseado por unas cuantas farmacias y he ido al Centro de Antituberculosis. Es un reactivo que necesitaba para hacer unos análisis a un consolato. Pues, increíble pero ni en Yamoussoukro, capital del país, ni en Gagnoa se pueden conseguir. Parece ser que sólo se encuentra en dos farmacias de Abidjan o en el depósito de la farmacia nacional de Abidjan. Tras la búsqueda infructuosa, por supuesto, pinchazo de un neumático. Total que entre todo eso y los baches que no faltan en nuestras carreteras, he llegado a Yamoussoukro hacia las cinco de la tarde. Ocho horas y media para hacer algo más de 400 km. Ya en Yamoussoukro he visto a mi hermano que está hospitalizado y con el que me quedaré estos días para estar con él. He visto también a Matteo, que le ha acompañado hasta aquí y ha estado con él hasta ahora. A ver qué tal va la operación de mañana para determinar el tipo de infección que tiene en la rodilla y el tratamiento postoperatorio. Buenas noches y dulces sueños.

Miércoles 5 de diciembre

Hoy han operado a Alexander. Esta bien, estable. Finalmente, hemos conseguido la tuberculina en Abidjan. Yo he llevado tejido de la operación a Abidjan, bueno à medio camino. Martin me ha dado la tuberculina y yo le he dado el tejido para que lo analicen en Abidjan. Lo importante es que en breve sabremos qué tipo de infección tiene. Estoy impresionado de la calidad humana y profesional que está llevando Alexander. También hay buenos profesionales y excelentes personas en este país. Buenas noches y dulces sueños.

Jueves 6 de diciembre

Alexander ha pasado mucho mejor el día. Veo que está mejor y que el tratamiento está haciendo efecto. Le seguimos haciendo pruebas para identificar bien el origen de la infección.
Yo le he tenido que dejar un par de horas porque hoy he tenido mi primera reunión del Consejo Continental de África por Skype. No ha ido mal, al menos nos hemos podido escuchar y proponer ideas. Ventajas de las NTIC. Estos días pasaré también la noche en el hospital por si Alexander necesita algo.
La Consolata es una familia è intentamos vivirlo a través de estos pequeños gestos. Buenas noches y dulces sueños.

Etiquetas

Lo más