Necesitamos un compromiso misionero

De este compromiso habla el dominico Roberto Okón, responsable de la misión de San Martín de Porres, en Malabo, Guinea Ecuatorial

Necesitamos un compromiso misionero

 

Patricia Rosety
@patriciarosety

Jefa de Tribunales

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 03:18

Compromiso, formación, y conciencia misionera. De ello habla el dominico Roberto Okón, responsable de la misión de San Martín de Porres, en Malabo, Guinea Ecuatorial. Le preocupa. Es lo que más necesitan los católicos de su país, aunque, seguramente, se puede extender a otros muchos países. En agosto de 2018, cuando conocí a este dominico, en su misión, como voluntaria, me hablaba, especialmente, de la falta de formación. Y este año, que tuve la suerte de volver, insistía en ello, en lo necesaria que es la formación.

ctv-lbh-img 8759

“Más formación y conciencia misionera de compromiso, conciencia de pertenencia”, dice Roberto Okón. Es consciente de que en Guinea Ecuatorial hay muchos cristianos, pero considera que tienen que caminar en un proceso de compromiso serio, profundo, sobre todo, un compromiso de su identidad. Y eso, manifiesta este misionero, profesor de Teología en la Universidad, lo da la formación. “Con la formación uno sabe comprometerse, sabe que pertenece a la Iglesia Católica, las raíces son más profundas, encuentra su identidad. Pero cuando no hay formación pueden ser zarandeados por cualquier viento”. Se refiere a la proliferación de las sectas en ese país africano.

Llama la atención la cantidad de gente que hay en su parroquia, Santa Maravillas de Jesús. Las misas dominicales están llenas (con música, ritmo y alegría), y a diario pasan muchas personas por su despacho. Sabemos que acuden a él para solucionar muchos problemas, además de solicitar bautizos y comuniones. Bodas, pocas. Pero las personas comprometidas son “la mínima expresión”, nos dice Roberto Okón. La parroquia tiene un volumen muy grande, explica, pero lo que necesitan es que tengan clara su identidad. Sabe que el compromiso no se va a dar de la noche a la mañana, aunque trabajan en ello, y en especial en este mes de octubre, proclamado por el Papa mes extraordinario misionero.

ctv-izs-img 8913

Es inevitable hablar de la diferencia entre la Iglesia Católica en Guinea Ecuatorial y en España, entre los católicos de África y de Europa. Siempre va a haber diferencia, asegura Roberto Okón, que se formó en España. “Europa es un viejo continente, que nos ha evangelizado, que ha hecho su camino y que tiene que regresar a sus orígenes. Aquí estamos en una Iglesia joven, que tiene que caminar. Y estamos dando pasos, sin mucha orientación y con ciertas dificultades”. Lo que tiene claro Roberto Okón, muy claro, es que el horizonte es Jesucristo. El mensaje no es otro que seguir a Jesucristo. Y la misión estará donde esté cada uno, en la comunidad parroquial, en la familia, en el trabajo…por eso considera muy necesario “despertar la conciencia misionera”.

Lo más