Boletín

Fallece el obispo de Astorga, Juan Antonio Menéndez, a los 62 años

Monseñor Menéndez ha sufrido un infarto que le sobrevino en su despacho, según ha podido saber COPE

Fallece el obispo de Astorga, Juan Antonio Menéndez, a los 62 años

Monseñor Juan Antonio Menéndez | EFE

COPE.ES

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 16 may 2019

El obispo de Astorga, Juan Antonio Menéndez, que presidía la comisión de trabajo para la prevención y protección de abusos sexuales a menores constituida por la Iglesia Católica, ha fallecido este miércoles a los 62 años a causa de un infarto que le sobrevino en su despacho.

Según han informado a COPE fuentes del obispado de Astorga, hasta el lugar se dirigió un equipo médico avisado por el 112 que trató de reanimar al prelado durante varios minutos sin conseguirlo hasta que finalmente falleció sobre las cinco de la tarde.

La capilla ardiente quedará instalada a partir de las 16h del jueves 16 de mayo en la Capilla Mayor del Seminario de Astorga. Las exequias se celebrarán en la S.A.I. Catedral de Astorga el viernes 17 de mayo a las 18h.


Juan Antonio Menéndez Fernández, nombrado obispo de Astorga en noviembre de 2015, sucedió a Monseñor Camilo Lorenzo Iglesias y tomó posesión el 19 de diciembre de ese año en la Catedral asturicense.

El obispo de Astorga nació en Villamarín de Salcedo (Grado-Asturias) en 1957. Ingresó en el Seminario Metropolitano de Oviedo en 1968, donde realizó los estudios de secundaria y posteriormente los estudios eclesiásticos, obteniendo la Licenciatura en los mismos en 1980.

  

El arzobispo de Oviedo se despide de Mons. Menéndez

Desde que somos concebidos tenemos ya edad para morir, pero sin duda cuando la muerte llama a la puerta de alguien a quien te une la amistad en lazo de familia o en  la cercanía, esa muerte supone un duro golpe. Y así hemos recibido la noticia del fallecimiento del señor obispo de Astorga, don Juan Antonio Menéndez, que salió precisamente de nuestra diócesis asturiana en la que era obispo auxiliar para asumir el pastoreo de esa diócesis hermana que es Astorga. Muchas veces hemos podido hablar, y compartir las luces y sombras, las sonrisas y las lágrimas que siempre conlleva la aventura de vivir. La bondad natural de este querido hermano era patente en su buen hacer como persona y como obispo.Le ha tocado lidiar dificultades y problemáticas duras y complejas, ya llevado la diócesis en estos tres años al frente de Astorga con enorme dignidad y con el buen hacer de un pastor diligente, con inteligencia y acierto. Nos unimos a toda la diócesis de Astorga que pertenece a nuestra provincia eclesiástica de Oviedo, al anciano padre de don Juan Antonio y el resto de la familia, y a los muchos amigos que le vamos a echar en falta al ser llamado por el señor a su seno. Que nos consuelen las palabras de esperanza que nos acerca la fe cristiana. Y que descanse en paz este querido hermano y pastor bueno. Pedimos a nuestra Santina que le cubra con su manto. Que nos veamos con él en el cielo.

Etiquetas

Lo más