El Papa reclama un mayor control del hombre sobre las máquinas: "La dignidad humana depende de ello"

Francisco advierte de que la sociedad se vería condenada en un futuro si quitáramos a las personas la capacidad de tomar decisiones"

Tiempo de lectura: 2’

El Papa Francisco advierte de que la sociedad se vería condenada en un futuro si “quitáramos a las personas la capacidad de tomar decisiones sobre sí mismas y sobre sus vidas” en favor de las máquinas. Así se ha expresado el Pontífice argentino con motivo del encuentro 'Inteligencia Artificial: Ética para la Paz' que se ha celebrado en Hiroshima con la presencia de líderes religiosos de todo el mundo para promover el desarrollo ético de la IA.

En su mensaje, Jorge Mario Bergoglio pide que se garantice “un espacio de control humano significativo” “sobre el proceso de elección de los programas de inteligencia artificial, aseverando que “la propia dignidad humana depende de ello", tal y como también expresó el Papa en la cumbre del G-7 celebrado en Italia el pasado mes de junio.

En su mensaje, Francisco recalca que la inteligencia artificial y la paz son dos temas de absoluta importancia, recordando que la máquina puede producir “elecciones algorítmicas” entre varias posibilidades en función de criterios estadísticos, mientras que el ser humano “no solo elige, sino que en el fondo es capaz de decidir”.

En este sentido, Francisco subraya que frente a los “prodigios de las máquinas”, corresponde al ser humano “siempre la decisión, incluso en los tonos dramáticos y urgentes con que a veces se presenta en nuestras vidas”.

Para el obispo de Roma ha instado a los líderes religiosos que participan en el encuentro 'Inteligencia Artificial: Ética para la Paz' en la ciudad japonesa de Hiroshima a que recuerden al mundo que “en una tragedia como un conflicto armado, es urgente que nos replanteemos el desarrollo y el uso de dispositivos como las llamadas 'armas autónomas letales' para prohibir su uso, empezando ya por un esfuerzo proactivo y concreto para introducir un control humano cada vez más significativo. Ninguna máquina debería optar jamás por acabar con la vida de un ser humano", ha proclamado el Papa.

Religión