El Papa Francisco ha donado una tercera ambulancia para las víctimas de la guerra de Ucrania

La ambulancia recalará en el Hospital Central del distrito de Zboriv de la región de Ternopil, al norte del Mar Negro, donde servirá como centro de reanimación móvil

Tiempo de lectura: 2’

El Papa Francisco ha donado una tercera ambulancia a Ucrania, que recalará en el Hospital Central del distrito de Zboriv de la región de Ternopil, al norte del Mar Negro, donde servirá como centro de reanimación móvil, tal y como ha informado este lunes la Limosnería Apostólica.

El vehículo sanitario recorrerá un total de 3.000 kilómetros antes de ser entregada a las autoridades ucranianas por el Limosnero Apostólico, el cardenal Konrad Krajewski, que también donará "una gran cantidad de medicamentos de primera necesidad y salvavidas de la Farmacia Vaticana del Hospital Agostino Gemelli" de Roma, ha precisado el Dicasterio para el Servicio de la Caridad del Vaticano.

La ambulancia viajará a una zona a la que "cada día llegan numerosos convoyes que transportan civiles y soldados obligados a huir de la zona fronteriza con Rusia, donde más cruentas son las hostilidades" y servirá para "ayudar a los socorristas de las personas heridas", se puede leer en el comunicado.



Durante su visita a Ucrania, la octava del cardenal Krajewski desde que se produjo la invasión rusa en febrero de 2022, se inaugurará también un centro para la rehabilitación "integral, física y psicológica de quienes han sufrido traumas de guerra" en la diócesis romano-católica de Kamyanets-Podilskyy, al sureste de Ucrania, que llevará el nombre del Papa Juan Pablo II.

"Los cuidados se ofrecen no solo a todos los que han sufrido heridas en la batalla, sino también a sus seres queridos, esposas e hijos, para apoyar a las familias ucranianas en este tiempo tan dramático", ha explicado el Dicasterio para el Servicio de la Caridad del Vaticano.

En marzo de 2022, un mes después del inicio del conflicto, llegó a Ucrania la primera de las ambulancias donadas por Jorge Mario Bergoglio, que fue destinada al centro regional Salud Materno-Infantil en la ciudad de Lviv (Leópolis, este), y semanas después envió otra al Hospital Cardiológico de Kiev.

Religión