El Papa Francisco define el hambre en el mundo como "una vergüenza" y pide no "permanecer insensibles"

El Santo Padre se ha unido a través de un video-mensaje a la celebración del Día Mundial de la Alimentación, en el 75° aniversario de fundación de la FAO

Tiempo de lectura: 2’

El Papa Francisco ha instado a no "permanecer insensibles o quedar paralizados" ante el hambre en el mundo, que ha definido como "una vergüenza", al tiempo que ha incidido en que al mismo tiempo se "desechan toneladas de alimentos".

"Para la humanidad el hambre no es sólo una tragedia sino una vergüenza", ha dicho el pontífice en un video-mensaje a la FAO, que celebra el 75º aniversario de su creación. Francisco ha lamentado a su vez que, a pesar de los esfuerzos realizados en los últimos decenios, el número de personas que luchan contra el hambre y la inseguridad alimentaria "está creciendo" del mismo modo que ha señalado que la actual pandemia "agudizará todavía más esas cifras".

Para el Papa, se necesitan "políticas y acciones concretas" para erradicar el hambre en el mundo. Así, ha instado a superar las "discusiones dialécticas o ideológicas" porque desde estas perspectivas no se alcanza el objetivo de hambre cero.

ctv-3yk-dia-mundia-de-la-alimentacion

Creación de un "Fondo mundial" para derrotar definitivamente el hambre

Además, ha vuelto a retomar la idea de constituir con el dinero que se usa en armas y otros gastos militares "un Fondo mundial" para poder derrotar definitivamente el hambre y ayudar al desarrollo de los países más pobres. El pontífice que ha calificado esta posible iniciativa como un gesto "valiente" ha señalado que así "se evitarían muchas guerras" y también la emigración" en masa. "De este modo, se evitarían muchas guerras y la emigración de tantos hermanos nuestros y sus familias que se ven obligados a abandonar sus hogares y sus países en busca de una vida más digna", ha destacado Francisco.

Por último, el Papa ha analizado las causas que provocaron que el año pasado 690 millones de personas se fueron a dormir pasando hambre, sin haber ingerido las calorías mínimas para cumplir con su actividad diaria.

"Está causada por una distribución desigual de los frutos de la tierra, a lo que se añade la falta de inversiones en el sector agrícola, las consecuencias del cambio climático y el aumento de los conflictos en distintas zonas del planeta", ha destacado.

Las cifras de la Fao revelan un aumento de personas que sufren hambre de 10 millones más que el año anterior y 60 millones más en el último lustro.

Religión