ÁNGELUS 8 DICIEMBRE

Hay que llenarse de Dios como María Inmaculada

“Que la fiesta de la Madre nos ayude a hacer de toda nuestra vida un sí a Dios, un sí hecho de adoración a Él y de gestos cotidianos de amor y de servicio”

Tiempo de lectura: 1’

El Santo Padre refiriéndose a la Solemnidad de María Inmaculada, que se sitúa en el contexto del Adviento, que es un tiempo de espera, dijo que, Dios cumplirá lo que ha prometido. Pero en la fiesta de hoy nos es anunciado que algo se ha ya cumplido, en la persona y en la vida de la Virgen María. “De este cumplimiento nosotros hoy consideramos el comienzo, que es incluso antes del nacimiento de la Madre del Señor. De hecho, su inmaculada concepción nos lleva a ese preciso momento en el que la vida de María comenzó a palpitar en el seno de su madre: ya ahí estaba presente el amor santificante de Dios, preservándolo del contagio del mal que es la herencia común de la familia humana”.

Lee aquí las palabras del Papa

Antes de concluir su alocución, el Papa Francisco subrayó la palabra con la que María se define a sí misma en su entrega a Dios: se profesa “la esclava del Señor”. El "sí" de María a Dios asume desde el principio la actitud de servicio, de atención a las necesidades de los demás. Así lo testimonia concretamente el hecho de la visita a Isabel, que sigue inmediatamente a la Anunciación.

Religión