Francisco sobre el derecho a la educación: "Sin él, no puede haber desarrollo humano integral ni tampoco paz"

En la víspera de la celebración del día Internacional de la Educación, el Santo Padre agradeció la labor de

Tiempo de lectura: 2’

"Robert pudo estudiar gracias a la ayuda de la Obra de Promoción de la Alfabetización en el Mundo, sin imaginar que un día, habría estado en Roma dirigiéndola". Con estas emotivas palabras, el Papa Francisco quiso dar su bienvenida a los “amigos de la OPAM”, la Obra de Promoción de la Alfabetización en el Mundo, cuyo presidente, el padre Robert, recibió conmovido en la Sala Clementina del Palacio Apostólico.

opam

Un encuentro que se produjo en la vípsera de este 24 de enero, día en que se celebra la jrnada Internacional de la Educación, una fecha proclamada por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) con el objetivo de concienciar a la población mundial acerca de la importancia de la educación para conseguir los objetivos contemplados en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.


Tras recordar que acaban de cumplirse cincuenta años desde que el padre Carlo Muratore puso en marcha el servivio de la OPAM, “en su experiencia misionera, se dio cuenta de que una parte esencial de la evangelización y de la promoción humana es la educación”, Francisco destacó que aquellos “eran los años en que Pablo VI escribió la Encíclica Populorum progressio, señalando con letras claras el desarrollo como camino hacia la paz. Y no puede haber desarrollo humano integral sin educación”.

Las "urgencias" de una realidad histórica

“Damos gracias a Dios por el celo apostólico del padre Carlo, por su gran corazón y su mente abierta. Así como por su sucesor, el padre Aldo Martini, que guió la Obra durante veinte años, asumiendo las urgencias que provenían de la realidad histórica y del Magisterio de la Iglesia”, dijo el Papa. “Y tanta gratitud a los colaboradores y a los numerosos voluntarios y partidarios, que en estos cincuenta años han permitido a la OPAM poner en marcha y realizar miles de proyectos y adopciones a distancia en más de ochenta países”

Actualidad de los grandes documentos pontificios

Retomando el llamamiento de la Populorum progressio, el Santo Padre dijo que “cuando releemos estos grandes documentos pontificios de los años sesenta – lo mismo ocurre con la Pacem in terris de San Juan XXIII – nos damos cuenta de su actualidad y de que, desgraciadamente, su mensaje no ha sido recibido. Sí, de palabra, muchos han expresado su consenso, pero de hecho el modelo de desarrollo no ha cambiado, hasta hoy. Lo que significa que, a pesar de las numerosas y generosas obras de solidaridad llevadas a cabo a nivel civil y eclesial, no se han eliminado las causas del subdesarrollo”.


Religión