Francisco a los cristianos siro-malabares: ''Donde hay desobediencia hay cisma''

Francisco ha recibido al arzobispo siro-malabar y a fieles de esta iglesia en pleno cisma de algunas parroquias del rito

Tiempo de lectura: 2’

En el mundo hay 24 iglesias orientales católicas. Cada una desarrolla la liturgia de forma diferente, la transubstanciación se realiza con pan ácimo y reconocen la autoridad del Papa.

Una de estas iglesias es la siro-malabar, en la India. Acoge a medio millón de fieles. La cabeza de esta iglesia es la Arquidiócesis de Ernakulam, que congrega a 350 parroquiales. El Papa Francisco recibió al actual mandatario, Mar Raphael Thattil y a algunos fieles.

En 2021 los obispos siro-malabares realizaron un sínodo que confirmó la Santa Sede. Pero algunas comunidades de este rito se niegan a celebrar en base a esta reforma. El cambio principal consiste en que el sacerdote comience la misa mirando al pueblo, se vuelva 'ad orientem' furante la liturgia eucarística y se gire de nuevo para la bendición final.

La envidia no viene de Dios y no conduce a la paz

«Faltar gravemente al respeto al Santísimo Sacramento, sacramento de la caridad y de la unidad, discutiendo los detalles celebrativos de esa Eucaristía, que es el punto culminante de su adorada presencia entre nosotros, es incompatible con la fe cristiana», comunicó Francisco en el encuentro con siro-malabares. Y advierte que se debe ''salvaguardar la unidad, donde hay desobediencia hay cisma''.

A unos días de Pentecostés, Francisco ha recordado que del Espíritu Santo procede la comunión, la unidad, la custodia fiel, humilde, respetuosa y obediente de los dones recibidos.

Además, apunta que ''la mundanidad lleva a la rigidez''. La tentación del detalle atenta contra ''el bien común de la Iglesia'', pues “el orgullo, las recriminaciones y la envidia no vienen de Dios y no conducen a la paz. Faltar el respeto a la Eucaristía es incompatible con la fe cristiana".

Pide rezar ''sin cansarnos para que nuestros hermanos, tentados por la mundanidad que lleva al anquilosamiento y a la división, se den cuenta de que forman parte de una familia más grande, que los ama y los espera''.



Religión