El Papa en su regreso de Atenas a Roma: “Cada gobierno debe plantearse a cuántos inmigrantes puede recibir”

El Pontífice ha advertido contra el intento de eliminar la mención de la Navidad: "Es laicismo aguado"

Tiempo de lectura: 2’

El Papa Francisco ha concluido este lunes el viaje ha Chipre y Grecia, un trayecto que ha concluido con un viaje en avión de Atenas a Roma en el que ha concedido una rueda de prensa para abordar los temas que han centrado las últimas jornadas. Entre ellos, la situación que afrontan los migrantes en fronteras como Bielorrusia, el Canal de la Mancha o el Mediterráneo.

Ha asegurado el Papa que cada gobierno debe plantearse seriamente a cuántos inmigrantes puede recibir y, si no puede protegerlos e integrarlos debería pedir la colaboración de otros. “Lo que es una crueldad es permitir que se les deje a merced de las mafias cuando se les devuelve a Libia”, tal y como relata la corresponsal de COPE en el Vaticano, Eva Fernández.


Reunión con el líder ortodoxo

El Pontífice también ha hablado de la unidad con la Iglesia Ortodoxa. Pidió perdón por las divisiones que han podido provocar los católicos a lo largo de la historia. Y, de hecho, y esa ha sido una de las grandes noticias de la rueda de prensa, es que es muy probable que se reúna pronto con el máximo responsable de la Iglesia Ortodoxa rusa.

También ha advertido Francisco contra el intento de eliminar la mención de la Navidad. “Es laicismo aguado, pasado de moda, que también intentó el comunismo y el nazismo”.





Un vuelo de casi dos horas

El traslado desde Atenas al aeropuerto romano de Ciampino duró algo más de dos horas, comenzando a las 10.58 horas con el despegue y aterrizando alrededor de las 12.50 horas. Inmediatamente después de su partida, Francisco envió un mensaje de oración y bendición a la presidenta de la República Helénica, Katerina Sakellaropoulou, así como un mensaje de "profunda gratitud" por la "amable hospitalidad" que había recibido durante su estancia. Durante el vuelo tuvo lugar la habitual rueda de prensa con los periodistas a bordo que han seguido la visita papal.





Religión