Los católicos de Gaza, al Patriarca Pizzaballa: ''Si la Iglesia está con nosotros no tenemos miedo''

El Patriarca Latino de Jerusalén, Pierbattista Pizzaballa, ha visitado Gaza por primera vez desde que estalló el conflicto el 7 de octubre de 2023

Tiempo de lectura: 2’

Pierbattista Pizzaballa es el Patriarca Latino de Jerusalén, diríamos, 'el obispo de esa diócesis'. Siete meses después del ataque de Hamás a la frontera israelí y la contraofensiva de Netanyahu, visitó al franja entre el 15 y 19 de mayo. Este último día, solemnidad de Pentecostés, celebró la Santa Misa en la parroquia de la Sagrada Familia de Gaza, la única iglesia católica en la franja.

Le acompañó Gabriel Romaneli, párroco de la comunidad cristiana en Gaza. Al comienzo del conflicto estaba fuera de Gaza, en Belén (Cisjordania, territorio palestino) y no ha podido volver hasta ahora. El Papa Francisco le llama todas las tardes para estar al tanto de la situación. “Todo esto es un signo de esperanza, las personas también se alegraron mucho de volver a vernos y de saber que he regresado y seguiré aquí, con la ayuda de Dios”, declaró el párroco.

Han acompañado a monseñor Pizzaballa representantes de la Orden de Malta y otras entidades que quieren dar ayuda humanitaria a la población gazatí. Además de la parroquia católica, hizo una visita a la comunidad ortodoxa.

En un mensaje difundido por escrito y en vídeo, monseñor Pizzaballa aseguró que ''fue una gran bendición estar con los feligreses de Gaza'', un pueblo que soporta mucho sufrimiento. ''Traje conmigo la promesa de una nueva vida y me sorprendió mucho que fueran ellos los que me enseñaran una lección que nunca olvidaré: su fe inquebrantable, llevada con sonrisas conmovedoras, dejó una marca en mí y en mi vida''.



En su homilía les trasladó ''el amor de toda la Iglesia'', y aseguró que los cristianos en Gaza, aunque están aisaldos ''no están solos''. Al ser el día de Pentecostés añadió que el Espíritu “descienda sobre todos nosotros y nos dé la fuerza para vivir en estas circunstancias especiales, no sólo para quedarnos y resistir, sino para ser el futuro de nuestros hijos aquí en Gaza”.

ctv-trf-pentecostes-patriarcado-latino


Los feligreses ''me dijeron: "Nos quedaremos aquí. Mientras la iglesia esté con nosotros, no tenemos miedo". Me impresionó mucho su actitud''. El patriarca también celebró la confirmación de dos fieles. La comunidad católica en Gaza es de 500 personas.



Monseñor Pizzaballa pide a los bandos que cese la guerra. ''¡Basta de matar! La guerra debe terminar y deben abrirse vías de ayuda diversa para evitar una crisis humanitaria inminente. Espero que esta pesadilla termine pronto''.



Religión