El cardenal Omella, en COPE: "Los jóvenes son los protagonistas de la JMJ porque son el futuro de la Iglesia"

Los peregrinos españoles ya rozan los 100.000: "Quieren econtrarse con el Papa porque transmite simpatía, cercanía y compromiso con el dolor y el sufrimiento"

Tiempo de lectura: 2’

Se nota que estamos ya preparándonos para ese gran momento que será la celebración del domingo próximo de todos los peregrinos con el Papa”. Así nos ha explicado a COPE el cardenal Juan José Omella, presidente de la Conferencia Episcopal Española, el sentir de los miles de peregrinos españoles que han “tomado” Estoril este 31 de julio.

Cerca de 40.000 jóvenes españoles caminaban por las carreteras que daban acceso a los jardines del Casino de Estoril en busca del punto de encuentro para la celebración de la Eucaristía, donde “se ofrece lo vivido durante los meses de preparación a la JMJ”. Estamos en el contexto del Sínodo, ha explicado el cardenal, “y esa comunión es la que vamos a vivir aquí entre todos los católicos, entre los jóvenes de todo el mundo. Y participación con ellos como los grandes protagonistas. Y después envío y misión, para que todos y cada uno de ellos puedan anunciar en su familia, su lugar de esparcimiento, de trabajo, de estudio, de vacaciones… las maravillas del mensaje de Jesucristo”.

audio

El cardenal Omella, en COPE: Los jóvenes son los protagonistas de la JMJ porque son el futuro de la Iglesia


"Lo que no da fruto es lo que no se siembra"

Y esa ilusión de los jóvenes se hacía más palpable al llegar al Festival “Caminos de Juventud”. El cardenal, que ha saludado a los grupos de españoles que cantando y muchos de ellos rezando, entraban en el recinto, ha expresado satisfecho. “Esto es lo que vamos a vivir intensamente estos días y verlo y sentirlo da frescura al corazón y ganas de trabajar por transformar el mundo. Como decía Juan Pablo II, crear la gran civilización del amor. Este es el reto que tenemos para este proceso sinodal, anunciar a Jesucristo a los hombres y mujeres de nuestro mundo”.

Al hablar de una sociedad secularizada, el también arzobispo de Barcelona ha reflexionado en la necesidad de “dar tiempo para que demos fruto”. “Muchas veces, sembramos y pareciera que perdemos el tiempo. Pero a la larga aquello que tú has sembrado da un fruto impresionante. Si cae en buena tierra y estos jóvenes tienen y son buena tierra, dará el ciento por uno. Lo que te aseguro que no da fruto, es lo que no se siembra”.

El futuro de la Iglesia española

Pese a que los números no son lo importante, cabe destacar que los españoles serán el grupo más numeroso en esta JMJ, por encima de los propios anfitriones. Desde la Subcomisión de Infancia y Juventud de la CEE se cree que incluso pueda rebasarse la cifra de los 100.000 peregrinos, dato que como ha indicado el cardenal Omella “produce gran gozo, sobre todo porque tenemos tantos jóvenes que son los brotes verdes que se convertirán en el futuro de la Iglesia y de la sociedad en España, que no hay que olvidar que tiene unas hondas raíces cristianas que se han demostrado a lo largo de la historia”.

En definitiva, estos días de preparación y encuentro confluirán en la emoción de muchos de todo estos jóvenes que quieren abrir su corazón y dejarse conquistar por el mensaje del Papa Francisco: “Él tiene un imán que atrae a través de su simpatía, cercanía y compromiso. Fija su mirada en el dolor, la pobreza y el sufrimiento. Sana el cuerpo, pero que sana sobre todo el alma. Algo que a los jóvenes les ayuda a entender y a vivir más el Evangelio”.


Religión