Juan Francisco, agricultor: ''Si hubiera rentabilidad, la gente se quedaría en el campo''

Juan Francisco es agricultor en La Solana (Ciudad Real) y aunque san Isidro es patrón de agricultores y ganaderos, le celebra también como patrón de su hermandad

Tiempo de lectura: 2’

San Isidro es patrón de Madrid y de agricultores y ganaderos. Decenas de pueblos, cofradías, hermandades y ermitas en España le tiene como patrón desde hace siglos. Es el caso de la hermandad de san Isidro de La Solana (Ciudad Real). El pueblo tiene como patrón a Santiago Apóstol, pero esta comunidad de 700 hermanos tiene como patrón a san Isidro. El pueblo tiene unos 15.000 habitantes. Y la ermita del santo es muy joven ha cumplido 27 años.

Juan Francisco Serrano es el presidente de la Hermandad de san Isidro de La Solana. Llevan tres días de celebración, y además este año es muy especial: la corona de la imagen del santo cumple 75 años. Esta tarde será bendecida. Sin embargo, al no ser fiesta en el pueblo y al haber tanto trabajador del campo, celebrarán san Isidro el sábado. Procesión, misa, concursos, juegos para niños, etc.

''En el campo trabajamos a pérdidas''

Tras la Semana Santa pasada por agua, ''una bendición'', están agradecidos, aunque abril ha sido seco. ''Seguimos teniendo fe'', informa Juan Francisco. Han pasado unos meses desde las tractoradas en Madrid y otras capitales de provincia y autonómicas. Al igual que los movilizados, lamentan competir contra productos de países que no ponen tantas restricciones como en España. ''El campo está regular, hay una gran incertidumbre. La gente se desanima''. Las restricciones de agua y la falta de lluvia son sus principales problemas.

Mucha gente se va de la agricultura ''porque no se compensa el sacrifico y el esfuerzo''. El futuro lo ve mal por falta de relevo generacional, aunque en La Solana ''hay reserva'', asegura Juan Francisco. También tiene claro que ''si hubiera rentabilidad, la gente se quedaría en el campo''. Y como otras personas del sector, enfatiza en que ''muchos intemrediaros se quedan con el dinero''. Y pone un ejemplo. ''A pie de campo se compra el ajo a 50 céntimos y se vende a 3 euros'', e insiste en que ''estamos trabajando a pérdidas''.

La pandemia y la guerra de Ucrania también han complicado la situación del campo, pero en este día de san Isidro tienen fe en que el patrón les ayude en el difícil camino de cultivar la tierra, como el hizo hace mil años en las huertas de Madrid.

Religión