Rafael Barbudo: "El Granero de José ayudó mucho desde el comienzo de la pandemia"

Tiempo de lectura: 2’

El 12 de octubre, Fiesta Nacional, es sinónimo de desfile militar. ¿Pero qué tiene que ver la Iglesia con el Ejército? En realidad, mucho más de lo que parece, porque está presente en él desde sus mismos orígenes en el siglo XV. La Iglesia Castrense tiene su propio arzobispado, aunque a diferencia de las otras 70 diócesis territoriales, este arzobispado abarca todo el territorio nacional. Los páter, como se llama a los sacerdotes castrenses, están asignados a las diferentes unidades militares y también realizan su labor en el extranjero junto a las misiones de los tres ejércitos en el exterior.

Por último, existen varias parroquias que pertenecen a este arzobispado: son los que prestan servicio en las bases y los barrios militares. A través ejerce su labor Cáritas Castrense. En concreto, desde el confinamiento por el coronavirus, dos proyectos han centrado la atención de la organización: “Cerca de ti” y “El Granero de José”, ambos impulsados por el recién fallecido arzobispo castrense, Monseñor Juan del Río.

"A través de la iniciativa El Granero de José ayudó mucho desde el comienzo de la pandemia. Los recursos y dinero recopilado han ido destinados a las personas que se han quedado sin trabajo, otras que están sin vivienda, etc.", ha asegurado el general Rafael Barbudo, director de Caritas castrense, en 'Mediodía COPE'. "Hemos recigido más de 30.000 kg de alimento en las unidades militares y raciones de camaña que nos cedió el Ejército de Tierra".

Rafael Barbudo, ya está retirado, forjó una exitosa carrera en el Ejército de Tierra: "La profesión militar en sí ya es una dedicación a la vida de los demás, pero una vez que uno deja esa ocupación se da cuenta de que puede seguir ayudando a los demás. Hay mucha gente que necesita ayuda, no solo económica, sino sobre todo compañia".

"No todos los voluntarios de Cáritas castrense son militares, aunque muchos son militares retirados", ha reconocido el general. "Cuando uno llega a la reserva o ya está retirado tiene más tiempo. Además, nosotros contamos con esposas e hijos de militares como voluntarios. También con soldados, oficiales y suboficiales".

El proyecto “Cerca de ti” se creó para acompañar a las personas necesitadas, desde personas mayores, pasando por enfermos, hasta otras con movilidad reducida.

Religión