«Los mayores son muy importantes para CVX»

Con motivo de los 40 años de CVX en España, Ecclesia se acerca a conocer una de sus misiones, el Reloj de la Vida, con personas mayores

Tiempo de lectura: 2’

La Comunidad de Vida Cristiana (CVX) nacía en España hace cuarenta años, en 1983, en el barrio madrileño de Carabanchel. Hoy son muchos los laicos que se unen bajo estas siglas en nuestro país, formando parte de una comunidad mundial que tiene como carisma la espiritualidad de San Ignacio de Loyola y sus ejercicios espirituales.

Con motivo de este aniversario, Ana Medina, que forma parte de esta comunidad, ha contado a Irene Pozo una de las muchas misiones que llevan a cabo y que tiene que ver con las personas mayores. El reloj de la vida. Para ello, entrevistan a Rosa María Ávila, de la comunidad de CVX San Ignacio de Valencia, quien es además monitora de esta experiencia que CVX ofrece para las personas mayores. «Nuestra prioridad es la familia, y los mayores son muy importantes, por su papel en la familia y como base para la transmisión de la fe, para la conciliación familiar -explica-. La sociedad parece que aísla a quien deja de ser productivo, y los mayores se sienten marginados. Nosotros nos proponemos mirarlos y ver todo lo que pueden ofrecer y ayudarles a ser conscientes de su propia valía». Este proceso está hecho en formato taller para hacerlos trabajar desde su interior. «La espiritualidad ignaciana parte de la acción de gracias, y esto hace que no nos centremos en lo negativo ni nos acomodemos en la queja, sino poner palabra a esos sentimientos, ayudarles a expresarlo. Eso les ayuda mucho».

La soledad, agudizada por la pandemia, es reconocida por esta monitora, que también es abuela, como origen de muchas dificultades para los mayores. «Si no tienes con quien hablar, te centras en lo negativo, y queremos hacer frente a eso. Uno de los principales obstáculos son los físicos, por la merma de capacidades, enfermedad, pero también interiores: miedos, desánimo, dificultad para expresar sus sentimientos, etc. Entre los participantes se salvan esas dificultades, nos ayudamos unos a otros y se crea un espacio de confianza y crecimiento».

Religión