La Iglesia apuesta por una regulación extraordinaria como "única alternativa" para 500.000 migrantes

Distintas entidades de la Iglesia piden al Congreso que tomen en consideración la Iniciativa Legislativa Popular para la regularización extraordinaria de personas extranjeras

Tiempo de lectura: 3’

El martes 9 de abril la Cámara Baja debate y vota la toma en consideración de esta Iniciativa Legislativa Popular presentada por más 900 organizaciones sociales. Por ese motivo, distintas entidades vinculadas a la Iglesia, en un comunicado, piden a los grupos políticos del Parlamento "que tomen en consideración la ILP (Iniciativa Legislativa Popular) sobre la regularización extraordinaria de personas extranjeras". Entre los firmantes están la Conferencia Española de Religiosos (CONFER), Cáritas, el Departamento de Migraciones de la Conferencia Episcopal Española y la Red de Entidades para el Desarrollo Solidario (REDES).

Estas organizaciones vinculadas con la iglesia católica en España llevan desde el año 2021 apoyando el proceso por una regularización extraordinaria de las personas que residen en situación irregular en nuestro país. Este proceso ha contado con un "respaldo transversal y diverso de la sociedad civil organizada, así como de más de 700.000 ciudadanos y ciudadanas", cuyas firmas han posibilitado presentarlo al Congreso de los Diputados como una Iniciativa Legislativa Popular.

"La ILP ya fue aprobada por la sociedad civil"

Xabier Parra, representante de REDES en la Comisión Promotora en la ILP, asegura a COPE y TRECE que esta es "la única alternativa para las 500.000 personas que viven en situacion irregular, entre ellos niños y niños, vecinos que trabajan y que tienen derecho a vivir su vida con dignidad y autonomía". Además, Parra anima a los partidos políticos a "empezar a debatir, reflexionar, enmendar y trabajar" una ley que "ya ha sido aprobada por la sociedad civil".

Esta ILP se encuentra en un momento crucial: el martes 9 los partidos políticos han de decidir si la toman en consideración, abriendo un período sosegado de diálogo sobre esta reivindicación ciudadana, o por el contrario rechazan y ponen fin a su tramitación antes siquiera de debatir en profundidad sobre ella.

Por todo ello, estas entidades eclesiales convocan a los partidos políticos con representación parlamentaria a "iniciar conjuntamente un diálogo constructivo, votando a favor de la toma en consideración de la ILP".

En qué consiste la Iniciativa Legislativa Popular

Durante el año 2022, unidas en la Plataforma Esenciales, 14.000 personas voluntarias, procedentes de más de 900 organizaciones sociales, consiguieron presentar 611.821 firmas válidas ante la Junta Electoral Central. Un hito altamente significativo ya que solo una de cada diez ILP consigue superar las 500.000 firmas que exige la Ley Orgánica de Iniciativas Legislativas Populares para iniciar el trámite legislativo en el Congreso de los Diputados.

Esta gran movilización ciudadana, de una enorme diversidad, ha convertido esta ILP en una de las iniciativas legislativas que ha recibido más apoyo popular de la historia democrática española. Un trabajo coordinado entre la comisión promotora conformada por el Movimiento autoorganizado de personas migrantes Regularización YA, la Fundación para la Ciudadanía Global, REDES, la Fundación porCausa, Alianza por la Solidaridad y el partido Por Un Mundo Más Justo; y las más de 14 mil personas autoconvocadas en todo el territorio nacional.

Los requisitos de las anteriores regulaciones extraordinarias

Esta no es la primera vez que se aprobaría una regulación extraordinaria de personas migrantes. Ya durante el Gobierno de José María Aznar salió adelante una regulación para personas que estuviesen más de seis meses en España, que no tuvieran antecedentes penales y tuviera una oferta de trabajo en firme por parte de una empresa.

El coordinador de la ILP, Jorge Serrano, ha recordado en TRECE que la mayor parte de estas personas migrantes trabajan en sectores con una precariedad alta, como la hostelería, la construcción o el doméstico, y sin ningún tipo de derechos dada su situación irregular.

“Trabajan sin cotizar en la Seguridad Social, sin derechos, sin pagas extras, sin vacaciones... Y si se regularizan tienen un contrato laboral, están regularizados. Es cuestión de dignidad como pide el Papa Francisco, ha recalcado.




Religión