El cardenal Omella pide a la población permanecer en casa ante los efectos de 'Filomena': "Cuídalos"

El presidente de la Conferencia Episcopal Española ha añadido que el quedarse en casa no es motivo para dejar de lado a Jesús: "Dedícale un tiempo a Él y a tu familia"

Tiempo de lectura: 2’

La borrasca 'Filomena' ha arrasado con buena parte de la Península en forma de nieve. Ciudades como Madrid, Toledo o Guadalajara se han llevado la peor parte, junto a la comunidad de Aragón. Pese a que ha dejado de nevar en la capital de España o en Castilla-La Mancha, los efectos de la nevada siguen muy presentes.

Tanto es así que las autoridades no paran de advertir a la población que lo peor está por llegar, ya que la ola de frío en la que estamos ya inmersos hará que la nieve se convierta en hielo, lo que representa un grave peligro para los vecinos, especialmente para los mayores.

Por ello, los gobiernos autonómicos y ayuntamientos están instando a la población a no salir de casa si no es necesario o a impulsar el teletrabajo. Las clases se han cancelado hasta, al menos, el miércoles. A este mensaje de prudencia y paciencia se ha sumado la Conferencia Episcopal Española a través de su presidente, el cardenal Arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, quien a través de su cuenta oficial de Twitter ha pedido a los ciudadanos que se protejan ellos mismos y a su entorno quedándose en casa.

Eso sí, el cardenal ha añadido que esta estancia en el hogar no implica dejar de lado a Jesús. Más bien al contrario, ya que ha pedido a los fieles dedicar este tiempo a Él y a la familia.

“Protege a los tuyos. #QuédateEnCasa pero no dejes fuera a Jesús. Dedícale un tiempo a Él y a tu familia. Cuídalos. Tu casa también es la casa de Dios”, se puede leer en el tuit del presidente de la Conferencia Episcopal Española.



No solo el Arzobispo de Barcelona, también el Secretario General del organismo episcopal, Mons. Luis Argüello, reflexionaba este domingo sobre dos hechos que han condicionado nuestra vida en los últimos tiempos: la pandemia de la covid-19 y el temporal de nieve. Dos fenómenos que, a juicio del obispo auxiliar de Valladolid, nos tiene que hacer más humildes y solidarios: "El coronavirus y la nieve nos convocan a la humildad, la solidaridad y a otra manera de vivir el tiempo y los planes".



Religión