El cardenal Cañizares afea a algunas comunidades la reducción de aforo en los templos: "Se están pasando"

El Arzobispo de Valencia cree que algunos gobiernos autonómicos sobrepasan la libertad religiosa al rebajar "de manera humillante" los números permitidos en Misa

Tiempo de lectura: 3’

El Arzobispo de Valencia, el cardenal Antonio Cañizares, ha criticado en su carta semanal la reducción de los aforos en los templos de algunas comunidades autónomas debido a la pandemia del coronavirus y considera que "algunos gobiernos autonómicos se están pasando, y mucho".

Una sensación que el cardenal percibió el pasado domingo cuando oficiaba la Eucaristía de las doce en la Catedral de Valencia: “La encontré medio vacía, no llegaba ni por asomo al aforo mínimo permitido, sentí una gran pena y me invadió un dolor y tristeza grande; casi me puse a llorar, tuve que contener las lágrimas; me encontré con una disminución notable de presencia de fieles, respecto al domingo último, participando o asistiendo a la Santa Misa”.

La preocupante disminución de aforo en las iglesias que ha recalcado el cardenal

Una disminución del aforo, lamenta el Arzobispo Cañizares, que se está experimentando en todas las iglesias de la diócesis, con motivo del medio al contagio y a las restricciones. Frente al miedo, el religioso pide valentía: “¡No tengamos miedo! Al contrario, necesitamos de la Eucaristía porque queremos continuar siguiendo a Jesucristo, ser discípulos suyos, ser testigos y anunciadores valientes del Evangelio para renovar el mundo, hoy”.

Mons. Antonio Cañizares ha mostrado su preocupación por que a los fieles católicos se le hayan despojado de su libertad a la hora de participar en la Eucaristía y comulgar: “Los católicos de hoy no podemos, no podemos vivir, no podemos ni debemos vivir sin comer el Pan de vida, porque quien no lo come no vivirá, y si no entramos y estamos en comunión con Él no viviremos ni tendremos vida abundante y eterna, y sin esta comunión con Él no daremos frutos de caridad y amor, de justicia y de esperanza, que tanto necesitamos y necesita de nosotros el mundo en estos precisos momentos, por ejemplo para evitar contagios que esto también es obra de caridad que proviene de la Eucaristía y cumplen el mandamiento nuevo del Señor de amarnos como Él, con su mismo amor, nos ha amado”, ha reflexionado.

"Algunos gobiernos autonómicos se están pasando"

En este punto, el cardenal Cañizares afea la medidas impulsadas por ciertos gobiernos autonómicos en lo que se refiere a las limitaciones de aforo en los templos. Una reducción que para el Arzobispo de Valencia llega a la categoría de humillante: “Creo, sinceramente, que en las actuales circunstancias, al menos algunos gobiernos autonómicos se están pasando, y mucho, en cuanto a libertad religiosa se refiere, al rebajar de manera humillante los números permitidos para participar en los templos, en las celebraciones de la Santa Misa. Aunque no sea políticamente correcto el denunciarlo, creo que ha llegado la hora en que no se puede callar por más tiempo: ¿Se puede, acaso, callar ante las limitaciones de aforos, con números incluso ridículos, a todas luces arbitrarios, injustos, irrisorios e irrazonables en algunas Comunidades Autónomas sin contar con la Iglesia? ¿No se estarán poniendo trabas a un derecho fundamental e inalienable?”

Ante las palabras de Mons. Cañizares, ha reclamado a gobiernos y medios de comunicación que “dejen en libertad a la Iglesia y a sus fieles, precisamente para que puedan ejercer la caridad, de anunciar la buena noticia del Evangelio, Jesucristo, a quien el mundo busca y necesita a veces sin saberlo, pues necesitan la buena noticia de la caridad para estar con los enfermos, auxiliar a los pobres, y que puedan comportarse como el Buen Samaritano, y que sus hijos, debidamente enseñados, sean verdaderos discípulos de Jesús que le siguen, y se sienten hijos de Dios, con plenísima confianza en Dios, al que invocan solidariamente y, ante Él, se acuerdan solidariamente como hermanos de todos los hombres sin exceptuar ni excluir a nadie".

Religión