Misión Esperanza: los jóvenes que rezan por los difuntos de Montevideo

Misión Esperanza es una iniciativa para acompañar a quienes visiten a sus seres queridos, rezar con ellos y ofrecer una Misa de un modo especial.

Misión Esperanza, acompañar con Esperanza a los difuntos y sus familias

Misión Esperanza, acompañar con Esperanza a los difuntos y sus familias 

  • item no encontrado

Redactor cope.es

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 13:29

El Día de los Fieles Difuntos es una jornada de recuerdo por aquellos que ya no se encuentran con nosotros. En la Iglesia, el mes de noviembre se encomienda por ellos en especial, tras la celebración del día de Todos los Santos. Con una visita al cementerio, una breve oración o unas flores, se les sigue teniendo en la memoria además de en el calendario. En este duelo de muchas personas es donde quieren ofrecerse los jóvenes de Montevideo, Uruguay, a través de la Misión de la Esperanza.

Imagínate que estás frente a la tumba de alguien a quien has querido: un padre, una madre, un hijo, un amigo...Entonces, se te acerca un joven y te pregunta quién era, qué significaba para ti. Quizás puedas molestarte porque te interrumpa o porque haya curiosos hasta en el cementerio. Pero, tal vez, hablando con él, te ofrezca su escucha, alguna palabra de aliento, o quiera rezar por él contigo y quiera su nombre (y el tuyo) para acordarse de él en la iglesia más cercana. Eso es Misión Esperanza.  

Esta iniciativa consiste en organizar equipos de jóvenes que van a ir a visitar cinco cementerios diferentes de la ciudad (Buceo, Central, Norte, La Teja y Cerro). Allí, buscarán transmitir a quienes se encuentren visitando a algún ser querido el sentido cristiano de este día: la Esperanza en la Resurrección. Van a estar para escuchar a quien lo necesite, para ayudar a rezar o rezar con quien se lo pida y regalar imágenes de Jesús.

Esta experiencia comienza con un pequeño encuentro en parroquias cercanas a los camposantos. Desde allí, con una oración de envío, los jóvenes van a invertir todo el día en esa labor de escucha y acompañamiento. La actividad concluirá con una Eucaristía especial.

Además de por el Misterio que se celebra, los jóvenes pondrán a los pies de Jesús unos trozos de papel. ¿Qué habrá escrito en ellos? Durante el día, hablarán con las personas que se encuentren en el cementerio. Les preguntarán si quieren escribir el nombre de su ser querido en ese papel. Posteriormente, se ofrecerá la celebración por todos los difuntos y, en especial, por los que hayan apuntado.

Lo más