Boletín

Las monjas que alimentan a mil personas cada día en el corazón de Venezuela

Las Agustinas Recoletas del Corazón de Jesús dan a muchas de estas personas la que es su única comida a lo largo de un día

Audio

Ángel Expósito te cuenta la historia del comedor social de las Agustinas Recoletas en el corazón de Venezuela 

Pablo Valentín-Gamazo
@pabblovg

Redactor cope.es

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 13:33

Son en torno las 12:00 horas de la mañana en Los Teques, Estado Miranda, Venezuela. Cientos de personas están haciendo cola a las puertas de un edificio. Para muchos de ellos, cuando se abran, puede significar la única comida que consuman en todo el día. El edificio es el comedor social Divina Providencia, una obra social de las Agustinas Recoletas del Corazón de Jesús. Estas religiosas reparten 1.100 comidas cada día durante toda la semana. 

Así lo contaba el Padre Eddy Polo, presidente de ARCORES Venezuela, en La Linterna de COPE. Ángel Expósito recogió su historia, en la que el sacerdote contó cómo abandonan a niños en el umbral de su comedor, a los que ellas también ayudan. Allí, las hermanas prestan también un servicio de educación para menores con pocos recursos. 

El comedor ha recibido la visita del presidente Juan Guaidó la pasada semana. Además de conocer la labor que desempeñan las agustinas recoletas, Guaidó les entregó alimentos y medicinas provenientes de la ayuda humanitaria que ha recibido. Ese gesto es importante para el Estado Miranda, una de las zonas afectadas por el racionamiento eléctrico del Gobierno.

Este comedor de la esperanza es uno de los 32 proyectos del programa Unidos con Venezuela de la Red Solidaria Internacional Agustino Recoleta ARCORES en el país. Esta iniciativa lleva dos años en funcionamiento y abarca la mayor parte del país. Se centra en tres áreas: asistencia alimentaria, atención básica de la salud y educación; además del envío de material sanitario desde España. Más de 5.000 personas se ven beneficiadas con este plan.

Lo más