La historia del joven que rezó a la Virgen para que le salvara la vida en Vietnam

Bob Feney estaba herido de muerte en Vietnam.  Entonces, pidió a la Virgen María que le ayudase, y Ella lo hizo también después de la guerra

Lleno de sangre invocó a la Virgen María para sobrevivir

 

Victor C. Bustillo

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 11:48

Bob Feney estaba en el ejército de Estados Unidos desde 1967. Los militares lo llamaron a filas como recluta para una de las guerras más impactantes del siglo XX: la Guerra de VietnamDurante los combates, este joven de tan sólo 21 años cayó herido de gravedad. En ese momento, el soldado pensaba que iba a morir. Por eso, pidió a la Virgen María que le ayudase. Gracias a Ella, consiguió salir adelante. 

Desde su infancia, estaba muy interesado por el deporte. Practicaba desde fútbol, baloncesto y béisbol, hasta atletismo o natación. De hecho, jugó al baloncesto en la Bellarmine University (Louisville, Kentucky).

Sus compañeros del equipo se fijaron en un detalle de Bob mientras entrenaban. Su curiosidad les llevó a pregunarle: “¿Qué es esa cosa marrón que llevas al cuello?”.

Bob les respondió que llevaba un escapulario de la Virgen María "debajo de mi camiseta de entrenamiento". El universitario de Lousiana no era muy devoto, pero acudía a misa cada domingo. Iba a la iglesia, pero realmente no tenía una vida espiritual.

El parqué de baloncesto de la universidad "fue la primera vez en la que fui testigo de mi fe", explica Bob. Ese mismo día había comprado un libro de oración, acompañado por un escapulario, para afrontar un miedo que tenía su madre.

La contemplación del firmamento con fe y esperanza

En 1967, Bob recibió una llamada del ejército norteamericano. Le enviaron a la la Guerra de VietnamLa madre de Bob estaba muy nerviosa: "Mi madre era un desastre nervioso. En ese entonces, en la televisión, verías a todos estos tipos venir a casa en bolsas de cadáveres".

Durante la Guerra de Vietnam fallecieron 59.000 soldados. Fue uno de los mayores conflictos bélicos del siglo XX. Duró 16 años (1959-1975). Vietnam fue colonia francesa hasta el final de la II Guerra Mundial. En la nueva república convivieron dos modelos totalmente opuestos: uno de tipo capitalista, otro de corte comunista. En 1964 Estados Unidos decidió enviar soldados para terminar con el conflicto.

Afirma Bob que "En plena guerra de Vietnam, cada día las noticias contaban el fallecimiento de nuevos soldados". Por ese motivo, cuando pasó por una librería, decidió comprar aquel Rosario que iba a marcar su vida.

Cuando Bob llegó a casa, tras el entrenamiento, dijo a su madre: “Tranquilízate, rezaré el Rosario, María me protegerá”. Su familia le había recomendado, desde su niñez, que tuviera a la Virgen como madre espiritual.

El 21 de abril de 1968, la unidad militar de Bob fue atacada por soldados norvietnamitas. Fallecieron 4 de sus 5 compañeros de unidad. Bob quedó tendido en el suelo, gravemente herido y desangrándose.

Bob contemplaba el firmamento, con los ojos semiabiertos mientras rezaba a la Virgen María.  Pedía su protección e intercesión. Rezaba en voz alta. Por ello, un soldado, compañero de su grupo, se dió de que Bob seguía vivo. El compañero se lo llevó a un lugar seguro, tras vendarle la cabeza. Durante meses, Bob estuvo recuperándose en hospitales de Vietnam, Tokio y Washington.

Cuando Bob salió del hospital, se desentendió del ejército. Tras regresar a Estados Unidos, fue al Santuario Nacional de la Inmaculada Concepción de WashingtonQuería dar gracias a la Virgen María. Bob estaba convencido de que Ella le había le había salvado la vida.

En el Santuario, Bob conversó con el director de la Basílica. Le dijo: “Quiero ayudar a los demás y me gustaría promover la devoción a María”. El sacerdote le respondió: “Estás en el lugar correcto”.

Durante 4 años colaboró en el Santuario, ayudando y dando seminarios tanto a sacerdotes como turistas y peregrinos. Les hablaba sobre la Virgen María y su intercesión mediante la oración.

Enseñanzas sobre deporte y religión

Bob se licenció en educación física y obtuvo un posgrado, en la Universidad de Dayton (Ohio). Desde entonces, fue profesor de Deportes y entrenador. 

Durante años, siguió dando seminarios sobre la Virgen María, especialmente a los jóvenes. Recientemente le entrevistaron en The Arlington Catholic Herald, medio informativo estadounidense.

En 1985, se casó con Catherine en Santa Clara, California. Una tarde salieron a comprar un rosario. Vieron que una casa ardiendo y escucharon a dos hermanos gemelos gritar. Los niños estaban solos en casa jugando con un encendedor. Su madre había ido a buscar leche, cuenta Bob, que entró en la casa para rescatarlos.

Ya en la calle, uno de los niños le dijo que su hermanita estaba en el baño. Bob volvió a entrar: en medio de llamas y mucho humo: “Todo el camino por el pasillo, había tanto humo y llamas que no sabía si lo iba a hacer”, cuenta en la entrevista. Consiguió salvarla y escaparon del fuego.

Homenajearon a Bob con un banquete de agradecimiento. Comenzó a dar clases de teología en la Universidad Marymount (Arlington). En clase explicaba como rezar el Rosario siguiendo el consejo de San Juan Pablo II: "Reflexionar sobre el pasaje bíblico, cantar el Gloria y añadir una frase distinta cuando se menciona a Jesús".

Los alumnos de Bob disfrutaron mucho con sus clases, de tal manera que, al salir del aula, enseñaban a sus parientes y amigos a rezar. 

Conversando con el Santo Padre

En Estados unidos, a principios del siglo XXI, Bob ya era bastante conocido. Pero aún le esperaban algunas sorpresas. Durante el año 2000 recibió una curiosa llamada. 

Bob acababa de escribir “El Rosario, la pequeña Summa”, un libro que leyó el obispo Dziwisz, secretario del Santo Padre. Al prelado le impresionó tanto el libro que le propuso que hablara de él con un 'lector especial': “Le gustó tanto que contactó conmigo y me dijo ¿estarías dispuesto a reunirte con el Papa y darle tu libro?. Bob aceptó.

El Papa Juan Pablo II y Bob estuvieron dialogando sobre la Virgen María. Después de todo, tenían muchas cosas en común. A los dos les había protegido durante momentos peligrosos de sus vidas. A Bob le salvó la vida en Vietnam y a Karol Wojtila cuando Ali Agca intentó asesinarle en plena Plaza del Vaticano en 1981

Desde 2005, invitaron a Bob al Vaticano, a dar conferencias sobre la Iglesia y los deportes. Acababa de escribir "El ideal católico: Ejercicios y Deportes". Cuando acudía a Roma solía conversar con el Papa Benedicto XVI.

El 21 de abril de 2019, Domingo de Pascua, Bob viajó hasta Argentina para visitar el Santuario de Nuestra Señora del Rosario de San Nicolás. Recabó mucha información, conversando con bastantes devotos, para investigar las apariciones.

Una  nueva lucha al lado de la Virgen

En 2009, Bob se apartó de la enseñanza, pues padece síndrome de Sjogren, una enfermedad extraña que provoca que los glóbulos blancos ataquen el tejido sano. A pesar de dicha enfermedad, Bob cree que tendrá tiempo para escribir un nuevo libro llamado "La mujer vestida de azul"

Pero, además, la visita al Santuario tuvo un significado muy especial para Bob. Este año ha coincidido la Pascua con el aniversario de aquel día donde la Virgen María le socorrió. 

Mi vida entera probablemente sería diferente si no hubiera ido a Vietnam. Ni siquiera sé si tendría fe... ahora podré agradecerle por salvarme la vida, 51 años después”.

Lo más