Papa Francisco en la audiencia general: "La oración surge en el secreto de nosotros mismos"

Francisco animó a todos “a conocer y seguir el ejemplo de la Virgen María” en este 13 de mayo, Día de la Virgen de Fátima

ctv-dvb-papa-francisco-udiencia-general

Vatican News

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 11:30

El Santo Padre celebró esta mañana la audiencia general, que durante este período de emergencia sanitaria se lleva a cabo desde la Biblioteca Privada del Palacio Apostólico, ante la presencia de los prelados que lo acompañan y que proceden a realizar las lecturas correspondientes en diversos idiomas. Tras haber iniciado la semana pasada un nuevo ciclo de catequesis sobre el tema de la oración, Francisco ofreció su segunda reflexión en que se refirió a la oración del cristiano:

“Rezar no es algo externo ni marginal a nosotros, sino que es el misterio más íntimo de nosotros mismos, que nace como una invocación en lo profundo de nuestra persona y se extiende, buscando un ‘Tú’, que es Dios”

Como es costumbre, la catequesis se introdujo con una lectura bíblica, en esta ocasión con algunos versículos del Salmos 63 que manifiesta que Dios es la satisfacción del alma, tal como lo escribió David cuando estaba en el desierto de Judá:

"Dios, Dios mío eres tú; de madrugada te buscaré; mi alma tiene sed de ti, mi carne te anhela, en tierra seca y árida donde no hay aguas. Para ver tu poder y tu gloria, así como te he mirado en el santuario. Porque mejor es tu misericordia que la vida; mis labios te alabarán. Así te bendeciré en mi vida; en tu nombre alzaré mis manos (…). Está mi alma apegada a ti. Tu diestra me ha sostenido".

La oración surge en el corazón

En nuestro idioma Francisco resumió su catequesis explicando que “la oración nos pertenece a todos, a los hombres de todas las religiones, y probablemente también a los que no profesan ninguna”. “La oración – dijo el Papa – surge en el secreto de nosotros mismos, en ese lugar interior que los autores espirituales a menudo llaman el ‘corazón’”.

Para Dios no somos siervos, sino amigos e hijos suyos

Por otra parte, el Santo Padre afirmó que la oración del cristiano “surge de la revelación de ese ‘Tú’, con mayúscula, que se ha manifestado y ha venido a nuestro encuentro, dándonos confianza y revelándonos a Dios como un Padre bueno, que nos ama y nos comprende, que no nos considera siervos, sino amigos e hijos suyos”.

El Padre sigue amándonos

Francisco afirmó que el cristianismo ha abandonado cualquier relación de tipo "feudal" con Dios. También porque en el patrimonio de nuestra fe no hay expresiones como "sometimiento", "esclavitud" o "vasallaje", sino palabras como "alianza", "amistad", "comunión". De ahí que refiriéndose al gran razonamiento de despedida que Jesús dirigió a sus discípulos, el Papa recordó sus palabras: "Ya no los llamo siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su patrón; sino que los he llamado amigos, porque todo lo que he oído del Padre se los he dado a conocer". "Ustedes no me han elegido a mí, sino que yo los he elegido a ustedes y los he destinado para que vayan y den fruto, y para que su fruto permanezca; para que todo lo que pedirán al Padre en mi nombre, se los conceda”.

Y concluyó recordando que en la oración del Padre Nuestro, “Jesús nos enseñó a pedir a Dios todo lo que necesitamos. No importa si nos sentimos culpables en nuestra relación con Él, si no hemos sido amigos fieles, ni hijos agradecidos; Dios continúa amándonos, porque Él siempre es fiel”.

Saludos del Papa

Al saludar cordialmente a los fieles de lengua española que siguieron esta catequesis a través de los medios de comunicación social, el Santo Padre los animó “a entablar esa relación filial, de amistad y confianza con el Señor, pidiéndole lo que necesitan para su vida y, de manera particular, por aquellos que están a nuestro lado y sabemos están necesitados, para que Dios, como Padre bueno, haga brillar su rostro sobre ellos y les conceda la paz”.

Sobre los fieles de lengua inglesa que se habían conectado y antes de bendecirlos, Francisco invocó sobre ellos y sus familias, en este tiempo de Pascua, la alegría y la fortaleza que vienen de Cristo resucitado.

De la misma manera, al saludar a los fieles de habla francesa el Papa les dejó una sugerencia: “Cuando oremos, esforcémonos por hablar con Dios con confianza, como un niño se dirige a su Padre, sin miedo ni distancia. Él siempre está cerca de nosotros, podemos contarle todo y pedirle todo. ¡Que Dios los bendiga!”.

A dirigir su saludo a todos los amigos de lengua alemana, Francisco les dijo: “Los muchos ejemplos de amor que Dios nos ha dado son una fuerte invitación a amarnos con todas las personas que encontramos, incluso en estos tiempos en los que la vida nos obliga a una convivencia un poco difícil. Que el Espíritu Santo los colme de su caridad y alegría”.

A los fieles de lengua árabe que también siguieron este encuentro a través de los medios de comunicación, Francisco les dijo que la oración es la forma de comunicarse y de escuchar a Dios. A lo que añadió textualmente:

“Con este espíritu acepté la invitación del Alto Comité de la Hermandad Humana para dedicar la jornada de mañana, 14 de mayo, a la oración, el ayuno y las obras de caridad. Invito y animo a todos a unirse a este evento. Unámonos como hermanos para pedirle al Señor que salve a la humanidad de la pandemia, que ilumine a los científicos y que cure a los enfermos. ¡Que el Señor los bendiga a todos y los proteja siempre de todo mal!"

ctv-tqc-audiencia-general

Virgen de Fátima

A los oyentes de habla portuguesa, en este 13 de mayo, el Papa los animó a todos “a conocer y seguir el ejemplo de la Virgen María”. Y les recordó para ello: “Tratemos de vivir este mes con una oración diaria más intensa y fiel, sobre todo con el rezo del Rosario, como recomienda la Iglesia obedeciendo a un deseo repetidamente expresado en Fátima por Nuestra Señora. Bajo su protección, los dolores y aflicciones de la vida serán más soportables. ¡Que Dios los bendiga!”.

También a los fieles polacos el Santo Padre les recordó, al saludarlos, que hoy celebramos la memoria litúrgica de Nuestra Señora de Fátima, precisamente en el día en que se cumplen treinta y nueve años del atentado contra Juan Pablo II en la Plaza de San Pedro:

“Volvemos con el pensamiento a sus apariciones y su mensaje transmitido al mundo, así como al atentado contra San Juan Pablo II, que veía la intervención maternal de la Santa Virgen en la salvación de su vida. En nuestra oración pidamos a Dios, por intercesión del Inmaculado Corazón de María, la paz para el mundo, el fin de la pandemia, el espíritu de penitencia y nuestra conversión. Los bendigo de corazón”

Al dirigirse a los fieles de habla italiana, en el aniversario de la primera Aparición a los pequeños videntes de Fátima, el Papa Francisco los invitó “a invocar a la Virgen María para que cada uno persevere en el amor a Dios y al prójimo”.

También dirigió un pensamiento especial a los jóvenes, a los ancianos, a los enfermos y a los recién casados, a quienes les dijo:

“Recurran constantemente a la ayuda de la Virgen; en Ella encontramos una madre cariñosa y tierna, refugio seguro en las adversidades. ¡Mi bendición para todos!”

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

Lo más

En directo 2

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Reproducir
Directo La Tarde

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Escuchar
Directo Un café con Chicas del Deporte

Un café con Chicas del Deporte

Ver