Mons. Báez se despide de Nicaragua: "¡La libertad, la dignidad y la vida no se negocian!"

Amenazado de muerte en su país y llamado por el Papa a Roma, Mons. Báez anima al diálogo entre las partes con esos puntos clave

ctv-ofc-monseor-baez
Vatican News

Agencia de noticias del Vaticano

Renato Martínez

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 09:37

Monseñor Silvio Báez, obispo auxiliar de Managua (Nicaragua) ha pronunciado las que son sus últimas palabras en su país antes de partir a Roma por un tiempo por petición del Papa Francisco. El prelado, amenazado de muerte en su país, dejó un último mensaje al pueblo de Nicaragua y a las autoridades políticas que se encuentran en negociaciones.

Mons. Baéz recordó a ambos que, a pesar de las conversaciones, hay tres aspectos que son innegociables: las libertades, la dignidad de las personas y la vida. “¡No se negocian las libertades! Ni la dignidad, ni la vida de las personas”, afirmó Báez en su homilía de la misa de Pascua. 

Nicaragua sea tierra de justicia y libertad

El prelado animó a mirar la situación de su país con esperanza desde la Resurrección de Jesús. Ha pedido al pueblo que no se quede en la tumba, si no que tenga esperanza y trabaje por la paz.  

"Nicaragua no es una tumba"

“La tumba está vacía, Cristo ha resucitado. No dejemos que nos dejen vivir en una tumba social. Nicaragua no es una tumba; que Nicaragua sea una tierra de hombres y mujeres libres que aman la justicia y la libertad”.

Esperanza en el diálogo y en el pueblo, no en el gobierno

A pesar de su reclamó, el obispo volvió a afirmar que el diálogo es la única salida pacífica y que puede evitar peores consecuencias”.  Sin embargo, critica que esa salida pacífica es imposible con el gobierno actual del sandinista Daniel Ortega. Por ello, ha pedido la liberación de lo que llama "presos políticos"

"Sean un pueblo que renuncia a la violencia"

Para el pueblo, dedicó unas palabras de esperanza, llamándoles a mantenerse firmes en la fe y en la paz.  "Vivan su fe (...) para que nadie les quite la esperanza ni les haga caer en la violencia; sean un pueblo que renuncia a la violenciaNo se dejen; crean en el poder del amor y de la reconciliación".

Nueva ronda de negociaciones: justicia y democracia

Hoy se van a reanudar las negociaciones en Managua. En este encuentro van a estar presentes seis miembros del gobierno y seis integrantes de la oposición. Además, el Nuncio Apostólico en Nicaragua, Mons. Waldemar S. Sommertang, y Luis Ángel Rosadilla de la Organización de los Estados Americanos (OEA), en calidad de invitados por las partes como testigos internacionales.

Hasta la fecha, las negociaciones han tenido como frutos dos acuerdos. El primero, sobre la liberación de los presos políticos y otro sobre los derechos y garantías de los ciudadanos. Los consensos se encuentran por el momento en el plano teórico, por lo que no se han aplicado. La justicia y el proceso democrático son otros dos temas de la agenda que se esperan abordar en la sesión de hoy. 

Lo más