Más directos
Imparables

Imparables

José Melero y Fran Simón

Solo en COPE.ES

Los barrios más peligrosos de España y el actor Santi Rodríguez, en “Imparables”

No te pierdas nuestro nuevo programa y dale ya a 'play'

Imparables

Impaarables

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 05 feb 2019

El equipo de “Imparables” ha hecho una radiografía de como están algunos de los barrios más conflictivos de España. Recorrido que hemos iniciado en Almanjáyar es un barrio situado a tres kilómetros del centro de Granada. Cerca y a la vez lejos de la zona de ocio de una de las ciudades con más ambiente de España. Y es que este barrio pertenece a la zona oscura granadina, al ser uno de los más degradados de Andalucía, donde personas humildes y trabajadoras malviven con vecinos conflictivos que han ido inundando Almanjáyar, donde la policía brilla por su ausencia, el correo prefiere no pisar su suelo y ni siquiera los repartidores de pizza a domicilio hacen su entrega, por miedo a que les roben.

En este contexto ha vivido desde pequeña Mari, que mantiene en su retina algunas imágenes vividas en el barrio durante su niñez: “Iba caminando por la calle y me encontraba jeringuillas, gente pinchándose por las esquinas... Es un barrio donde las peleas, los tiroteos o los cubos de basura ardiendo forman parte del día a día.”

También hemos puesto el foco en uno de los barrios con mayor índice de marginalidad en España: El Príncipe de Ceuta, donde hay censados unos 10.000 habitantes, de los cuales el 99% son musulmanes pese a su nacionalidad española. El desempleo, abandono escolar temprano, la pobreza o la delincuencia marcan el día a día de la zona: “Las infraestructuras son muy pobres, en la mayoría de las viviendas no llega ni luz ni agua. Casi todas son ilegales, con más de 100 años de antigüedad”, nos ha contado Mohammed, un vecino de El Príncipe.

A estos problemas se suma en los últimos años el proceso de radicalización de un sector de la población, especialmente entre los jóvenes: “Son chicos que suelen rondar entre los 16 y los 21 años, sin formación, que se han marchado a los países en conflicto  captados por el yihadismo. Al no tener estudios, es muy fácil convencerles, porque tampoco tienen otra salida más que la delincuencia. Es una situación muy preocupante que hemos denunciado constantemente a las administraciones sin que haya respuesta.”

Y cuando hablamos de barrios conflictivos, no puede faltar Las Tres Mil Viviendas de Sevilla, que lidera todos los rankings publicados en Internet como el barrio más peligroso de España. Lo que poca gente conoce es que está compuesto por seis barriadas pertenecientes al Polígono Sur. Y de estas barriadas, las verdaderamente conflictivas son la de Murillo y Martínez Montañés, conocida también como “Las Vegas”. Pese a que las administraciones locales invierten cada año en el distrito importantes partidas presupuestarias, los resultados no llegan. 

En “Imparables” hemos contactado con Álvaro García, uno de los periodistas de la capital hispalense que mejor conoce las entrañas de esta barriada: “El tráfico de droga es lo que predomina. Utilizan los pisos para sus grandes plantaciones de marihuana que ponen en peligro la vida de otros vecinos por estar enganchados a la red eléctrica. Y hay que recordar que en Barcelona se quemó un edificio por motivos parecidos.” Pisos marihuana que, como cuenta el periodista, no están a nombre de ningún particular, ya que abandonaron hace años el inmueble, siendo ocupados ilegalmente por estos traficantes: “Esto hace que cuando la policía accede a la vivienda para iniciar un registro, nunca hay nadie en la casa, por lo que no se les puede meter mano.”

Santi Rodríguez

La vida está repleta de lo que conocemos como “personajes”, es decir, gente peculiar, poco corriente, que no deja indiferente a nadie. Eso puede ser bueno o malo. Santi Rodríguez bien podría recibir este calificativo, pero en el montón bueno. Porque sufrir un infarto mientras estás de relax en la playa, y para más inri el día de tu cumpleaños, no me digan que no tiene su miga. Pero que menos de dos años después, tras un mes de hospital, se decida a rememorar todo aquello en su nueva obra de teatro que paseará a lo largo y ancho de toda la geografía española como mínimo hasta el próximo mes de noviembre, es para quitarse el sombrero.

“Infarto, ¡no vayas a la luz!” es su obra autobiográfica donde el humor no falta. Porque así es Santi Rodríguez, un hombre que se ríe de sí mismo. Y esos son los más grandes. Al escucharle hablar con tanta naturalidad y optimismo, nos asalta la duda... ¿y si su mujer tenía razón y solo eran gases?

Lo más