VÍDEO: Se durmió en el metro y le cortaron así los pantalones para robarle

A los ladrones les bastaron tres paradas para recortarle los bolsillos y llevarse su cartera

Vídeo

 

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 01:06

Aprovecharon que dormía para rasgarme los pantalones y robarme”. Puede parecer el comienzo de una novela policíaca, de las que leemos en la playa sin miedo a que se deterioren por la arena y el salitre, pero este es el testimonio real de una víctima que llegó a casa sin su cartera. La descrita no es una práctica nueva entre los carteristas que deambulan por nuestro país. En 'Crimen y castigo', recogemos el testimonio de este chico, que prefiere mantenerse en el anonimato.

Son las cinco de la mañana de un domingo cualquiera en Barcelona, donde las denuncias por hurtos fueron nada más y nada menos que 109.154 en 2018, según datos del Ministerio del Interior. Un joven coge el metro después de una intensa noche de fiesta. Está cansado, somnoliento, y lo único que tiene en la cabeza es llegar a casa para poder dormir. Se monta en un vagón de la línea 3 del suburbano de la ciudad condal. 

El convoy está tranquilo: la madrugada del domingo está lejos de ser una hora punta en ningún medio de transporte. La del sábado al domingo es la única noche semanal que el suburbano catalán no descansa. El chico se deja mecer por el traqueteo del vehículo y termina por caer dormido. La siesta no le dura mucho, “tan sólo tres paradas”, como relatará horas más tarde en Facebook. Pero este rato es más que suficiente para que un ladrón le recorte los bolsillos de los pantalones y le sustraiga la cartera.

“No me enteré de nada”, escribe. En la publicación adjunta un vídeo en el que enseña la prenda destrozada. Al carterista le dio tiempo a rasgarle los dos bolsillos delanteros pero, por suerte, no fue capaz de alcanzar el móvil de su víctima. El protagonista de nuestra historia acaba su post con una advertencia: “Cuidado”.

Lo más