COPE

Grecia se blinda contra los no vacunados

María Jesús es jefa de sala de un conocido restaurante de Atenas en el que, desde hoy, no podrá atender ni en interior ni en terraza a ningún cliente sin vacunar.

Audio

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 15:42

Austria se encuentra confinada por cuarta vez. Tienen una incidencia de casi 1900 casos por cada 100 mil habitantes y las medidas que se había adoptado no han servido para bajar estas cifras. El silencio en sus calles contrasta con el sonido de las manifestaciones de ayer en ciudades como Viena o Salzburgo en contra de la vacunación obligatoria a partir del 1 de febrero.

La situación en Alemania también preocupa y se preparan para implantar medidas más restrictivas. Hoy tienen 386 nuevos contagios con coronavirus por cada 100.000 y el ministro de Salud de Alemania, Jens Spahn, acaba de advertir de que para el final del invierno los ciudadanos estarán “vacunados, curados o muertos”.

Las medidas empiezan a tener efecto dominó en otro países europeos. Por ejemplo en Grecia. Allí los no vacunados ya no pueden entrar a ningún espacio cerrado. Vacunarse, vacunarse, vacunarse. Así se expresa el presidente griego, Kyriakos Mitsotakis, que hace especial hincapié en la necesidad de vacunarse especialmente a los que tienen más de 60 años. En este rango de edad, uno de los más vulnerables, hay más de medio millón de griegos sin ninguna dosis. Y por ahí es pon donde está llegando el repunte de contagios, que han aumentado más de un 30% en la última semana.

La tasa de incidencia ya es de 872 casos por cada 100 mil habitantes y los contagios se han disparado hasta niveles similares a los de la peor época de la pandemia en 2020. El porcentaje de vacunación no es preocupante. De hecho, el 62% de la población ya está inmunizada, pero desde el Gobierno ya han dado la voz de alarma.

Es cierto que desde el 10 de noviembre, la tendencia dice que bajan mínimamente los contagios, pero está subiendo de forma preocupante el número de fallecidos. De ahí que las medidas sean tan duras con aquellos que han decidido no vacunarse. No es el caso de María Jesús. Ella es una leonesa de 65 años que lleva ya 45 viviendo en Grecia. Ahora está en Atenas, donde es jefa de sala de un conocido restaurante y en él desde hoy no podrá atender ni en interior ni en terraza a ningún cliente sin vacunar. ¿Y qué pasa si se cuela alguien sin vacuna? Pues que su restaurante tendrá que pagar 5.000 euros del multa y no podrá abrir en 15 días.

"No puede entrar nadie sin vacuna. En la puerta pedimos el pasaporte Covid. Siempre hay un pequeño percentaje que no se adapta, pero la gran mayoría sí cumple con las medidas", ha comentado María Jesús.

"Ahora mismo trece mesas de españoles. Todos han venido a hacer turismo y todos han enseñado perfectamente su Pasaporte Covid. Ahora parece que somos policías y médicos. Nosotros estamos para darles de comer y que se lo pasen bien. Es muy raro para nosotros tener que pedir el DNI a los clientes", ha explicado esta española afincada en Atenas.






  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Radio en directo COPE
  • item no encontrado