COPE

Abel salva su mano gracias a un equipo médico del CHUAC

El paciente ha conseguido recuperar su vida normal tras sufrir una amputación

Audio

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:28

Con las manos hacemos todo. Son una parte fundamental para que podamos realizar todo tipo de actividades como comer, trabajar, coger objetos...

Da igual si eres zurdo o diestro, lo que quiero es que mires tu mano dominante e intentes imaginarte que un día la pierdes y que tu vida no volverá a ser como antes.

Eso es lo que debió de pensar Abel Vázquez Pardo, un hombre de Lugo que, cortando leña, vio cómo su mano derecha caía al suelo. Por suerte, fue trasladado al hospital y, tras horas en quirófano, los cirujanos lograron reimplantarsela con éxitO. Con tanto éxito, que ahora Abel empieza a escribir y ya prueba tocar con la gaita la famosa “Jota de Lugo”.

Este tipo de operaciones son muy complicadas, los cirujanos hacen una labor extraordinaria con una precisión casi inhumana.

No nos podemos imaginar lo duro que debe ser este trabajo y por ello hemos hablamos con una de las médicos adjuntos de Cirugía Plástica del Complejo Hospitalario Universitario A Coruña que atendió a Abel, Pilar Casteleiro.

La doctora ha explicado: “La probabilidad de éxito no depende solo de la cirugía porque en este tipo de traumatismos muchas veces no es un corte limpio, el fragmento amputado viene destrozado o viene sucio, hay muchas cosas que hacen que por mucha cirugía que hagamos o por muchos medios que tengamos, no sea posible que se reimplante o se realice con éxito”.

Cuando los pacientes llegan al hospital intentan saber cómo van a salir de allí, en qué condiciones. La doctora Casteleiro comenta, respecto a esto: “Cuando es un dedo nuestro mensaje es lo vamos a intentar pero no te preocupes porque nuestra experiencia es que sabemos que con un trozo de dedo se realiza una vida normal. La mano es distinta cuando llaman o nos avisan de que viene algo así se moviliza un equipo complejo porque requiere muchas horas de anestesia, y se moviliza todo el equipo para intentar que esto tenga éxito”.

“Abel fue de los casos más complejos porque es una cosa que si recupera su vida va a ser relativamente normal, pero sin mano es muy difícil” , ha dicho Pilar.

La historia de Abel ha tenido un final feliz, para él y para el equipo que está satisfecho con su trabajo.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo