Boletín

Piornal inaugura su nueva guardería gracias a la donación de uno de sus vecinos

El matrimonio de Jesús y Sabina tenían decidido destinar sus ahorros en un bien para esta localidad cacereña

Audio

 

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 16:32

Jesús y Sabina es un matrimonio que convivió durante seis décadas. No tuvieron hijos, y por consiguiente tampoco nietos. Ambos han residido siempre en la localidad cacereña de Piornal, el municipio más alto de Extremadura, a 1.175 metros de altitud, y que cuenta con 1.500 habitantes. Los inviernos por tanto son fríos y cubiertos de nieve. Sabina murió, dejando viudo a Jesús, de 87 años.

Antes de fallecer, la pareja decidió donar el dinero que habían ahorrado a lo largo de su vida trabajando, unos 80.000 euros, en algún proyecto que contribuyera al progreso del municipio. En este caso, se trata de una guardería, cuyas obras habían comenzado años antes, pero no terminaban de culminar. Así las cosas, la guardería, que lleva el nombre de ‘Jesús y Sabina’, fue inaugurada hace dos días en Piornal.

Por los micrófonos de ‘La Tarde’ ha pasado Jesús: “Ahora soy el abuelo de todos los niños del pueblo con mi corazón. Estoy muy contento. He visto el recinto y ha quedado muy bien. Es el esfuerzo de toda una vida de trabajo dedicada a la carpintería y al campo. Yo sembraba cerezas, castaños, patatas…”

A la entrada de la guardería, se puede observar una placa con una fotografía de ambos como artífices del proyecto: Jesús, que lo ha podido ver en vida, y de Sabina. Una de las profesoras del centro, Elena, ha explicado que actualmente hay un total de 18 niños de 0 a tres años matriculados: “Jesús puso cara de sorpresa cuando vio la guardería. Con su donación ha sido posible. Estaba emocionado. Todos lloramos un poco. Por supuesto contaremos a los niños la historia de esta guardería.”

Lo más